Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

martes, 21 de junio de 2016

CRIMEN DE AUTOR. (Gregg Hurwitz)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CRIMEN DE AUTOR (The Crime Writer)
Gregg Hurwitz
TRADUCCIÓN: Luis Murillo Fort
EDICIONES B, S. A., 2016
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Drew Danner es un escritor de novela negra residente en Los Ángeles, que despierta en una cama de hospital con una cicatriz en la cabeza, sangre debajo de las uñas, y un policía a su lado. Acusado de asesinar a su ex prometida, Drew no guarda memoria del crimen, pero reconstruye la historia de la única manera que sabe, novelando los hechos. Mientras rebusca en los oscuros pasadizos de su vida, otra joven es asesinada de manera similar y Drew debe enfrentarse a la posibilidad muy real de su propia culpabilidad. 

Cuando Drew despierta en la cama de un hospital después de ser sometido a una cirugía de emergencia donde le es extirpado un tumor cerebral, se entera de dos cosas: que ha sido acusado del asesinato de Geneviève, y que esa operación que acaba de sufrir ha borrado de su memoria todo recuerdo de sus últimas horas de vida consciente. En el posterior juicio, la fiscal se burla de él haciendo gala de sus propios escritos: “En lo más oscuro de mi corazón, estoy convencido de que, cuando pasión y destino se alían, todos, desde el que grita en el púlpito hasta la chica con el pelo teñido de azul que espera el autobús, somos susceptibles de matar”. Después de haber sido declarado inocente por razones de demencia temporal, Danner se esfuerza en recordar los acontecimientos que condujeron a la muerte de Geneviève. Su memoria no conserva conocimiento alguno de un deseo, enjundioso o no, que lo condujera a la consumación de tal asesinato, pero sus dudas persisten: «¿Qué pasa si en realidad lo hice?». A pesar de su puesta en libertad después del juicio, se encuentra con que su vida ha dado un giro completo. Siente que no tiene más remedio que averiguar lo que realmente sucedió la noche en que su ex prometida fue asesinada.

En el momento que una segunda mujer aparece asesinada y se encuentra sangre de Danner en la escena del crimen, éste remueve sus recuerdos más profundos para encontrar algún rastro que lo ponga tras la pista del asesino: ¿Es el violador aquél cuyo Volvo marrón fue divisado en la escena la noche de autos? ¿Es un imitador? ¿Quién está tratando de involucrarlo? ¿Está su propia vida en peligro? Con la ayuda de su editor de libros –Preston-, Danner decide reconstruir la trama de una historia donde todo parece implicarle. Ayudado por su amigo Chic, un jugador de béisbol fracasado, y por Héctor, un adolescente artista de graffitis que se encuentra recluido en una institución para el cuidado de menores, intentará profundizar en el caso, bajo la consultoría de Lloyd, el especialista forense que ha sido su asesor en su ficción literaria.

«Crimen de autor» presume de una trama tejida con sumo esmero y de la tensa escritura de Hurwitz, que adicionadas a la descripción pulsante de Los Ángeles, da como resultado una lectura profundamente satisfactoria. Los Ángeles es el escenario perfecto para los misterios. Después de todo, Raymond Chandler estableció «El sueño eterno» en Los Ángeles. Y éstas son palabras mayores. Aún así, Chandler no fue a Harvard y Oxford, como sí lo hizo Gregg Hurwitz. Sin que ésta premisa nos lleve a plantear ningún juicio de intenciones, si una persona obtiene una educación apropiada en dos de las mejores universidades del mundo, y luego se dedica a la escritura de novelas policíacas, podemos estar seguros que, aunque pueda comenzar a sentirse restringido por las convenciones del género, su ficción no nos va a defraudar.
  
En «Crimen de autor» -The Crime Writer- coexisten dos historias, o para ser más exactos una historia contemplada desde dos puntos de vista, la ficción descrita por el autor y la vivida por el protagonista. Su héroe, el héroe de Hurwitz, es un escritor, después de todo. Él puede o no haber matado a un ex amante, lo   que no puede es dejar de sentir el deseo de escribir un relato sobre lo que sucedió con el fin de limpiar su nombre. Para distinguir ambas crónicas Hurwitz hace uso de la fuente «Courier», junto con anotaciones escritas a mano. 

Al final, como no podía ser de otra forma, Danner identifica al asesino, un tipo poco probable con el más puro de los motivos. Un final, revelado con sencillez magistral, que muestra los deseos complejos que hacen de cada uno de nosotros un potencial asesino.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------