Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

lunes, 28 de mayo de 2018

NUNCA MIRES ATRÁS. (Claudio Cerdán)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
NUNCA MIRES ATRÁS
Claudio Cerdán
MENOSCUARTO EDICIONES
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Es esta una novela sin grandes pretensiones que no por ello deja de ser entretenida, algo muy adecuado para pasar un buen rato.  Y digo un «buen rato» porque la fábula está bien escrita, es animada Y encima permite avanzar algo en el conocimiento del singular personaje en que ha llegado a convertirse Sonia Ruíz, esa adorable treintañera con querencia a los líos que de un tiempo a esta parte se nos ha hecho tan familiar. Para aquellos que se animen a adentrarse en este singular proceso creativo les advierto que le esperan unos pasajes tan realistas, tan cotidianos que basta solo con acercarse a las páginas del periódico para contemplar  como la realidad supera muchas de las veces a la ficción. Una novela interesante, sí. Y toda ella salpimentada con un tufillo a pulp (no sé si por la formidable portada de Miguel Navia) y con unas elevadas dosis de acción y misterio que no dejan de agradecerse.

Sonia Ruíz acaba de pasar la peor noche de su vida y amanece sin bragas y con una enorme laguna mental. Al tiempo que la rescata de un pringoso y maloliente contenedor de basura, una especie de ataúd de desperdicios en el que dormita semidesnuda, Mila se presenta como una antigua compañera de instituto y la requiere para que localice a su marido en fuga que la ha dejado con una casa hipotecada y un montón de deudas. Sonia bucea en sus recuerdos y no contempla a Mila en absoluto. De compañera de instituto, nada. Pero ella no es de esas que rechazan un trabajo así como así y de inmediato pone manos a la obra. El marido de Mila es un tal David Martínez García, un personaje muy cercano a las peñas futboleras ultras que pululan alrededor del nombre del Real Madrid. Las pesquisas llevan a la Ruíz a tratar con grupos neonazis y con la mafia rusa y el caso, no es para menos con semejante gentuza, adquiere tintes sangrientos. 
  
“Me tomo cada novela como un nuevo reto. Considero que explorar nuevos horizontes y salir de tu zona de confort es algo que te hace evolucionar como escritor. Quizá  por eso me propusieron participar en la colección SeisDoble de la editorial Menoscuarto sabiendo que aceptaría sin pensarlo. Para quien no conozca esta colección, se trata de una serie de novelas que cuentan casos de la detective Sonia Ruíz. Lo curioso del tema es que cada libro lo realiza un escritor distinto que no solo debe respetar lo que hicieron los anteriores, sino aportar más matices al mundo de la protagonista.” Así, con estas palabras, se incorpora Claudio Cerdán, el joven escritor yeclano, al proyecto de Menoscuarto. Y lo hace no sin reservas: “Pensaba, lo diré claro, que iba a meter la pata hasta el fondo. Así que con Sonia Ruíz me tiré de cabeza a la piscina.” Y es que no debe de ser una labor fácil hacerse cargo de la herencia emprendida por plumas de tanto renombre como Lorenzo Silva y Andreu Martín.

Hay que reconocerle el valor a ciertas editoriales que se lo curran bien y que no paran en mientes a la hora de ofrecerle al lector propuestas que optan por romper con lo de todos los días y que se adentran en el terreno de lo arriesgado para crear proyectos que se hacen difíciles de rechazar por su originalidad y por la curiosidad que despiertan. Dar vida a un personaje femenino y dejarlo en manos de diversos autores, cada uno con sus chifladuras y sus rarezas, sin que por ello degenere en una piltrafa, es un reto creativo de cierta envergadura. Un personaje femenino que bien puede corresponder con el de la madrileña Sonia Ruíz, una treintañera algo alocada, que vio la luz en “Nada sucio” y no tardó en tomar conciencia de que se encontraba sola, abandonada por su marido, y con un cargamento enorme de recibos por pagar. Y como remedio más inmediato decidió dedicarse a las labores detectivescas sin otro adiestramiento que dos meses al servicio de un detective forjado a la antigua usanza. ¿Y qué quieren que les diga? Que desde entonces la pobre mujer no ha dejado de meterse en líos llevada de la mano por los mejores autores de novela negra de este país. Y han sido ya unos cuantos los «fregaos» en los que estos señores se han empeñado en involucrar a la pobre chica a expensas de una salud cada vez más quebradiza. No podía faltar aquí Claudio Cerdán, claro, un escritor cáustico y punzante y ¡cómo no! encantado de joder a sus personajes. Y vaya si jode a la pobre muchacha, porque eso de hacerla pasar una noche en un contenedor, ligerita de ropa y expuesta a todo tipo de miradas indiscretas, no es algo que esté al alcance de cualquiera.

Claudio Cerdán no es nuevo en esto. Irrumpió en la escena del negro con “El país de los ciegos” en 2011 y con ella se alzó con el Novelpol al año siguiente. Desde entonces ha seguido dando guerra. Es un escritor que está acostumbrado a los personajes oscuros, algo que se ha hecho muy familiar en sus libros. Sus novelas están pobladas de delincuentes peligrosos, de criminales recién salidos de la cárcel, de policías corruptos y perdedores que ignoran qué sentido dar a sus vidas.

Nos damos de frente aquí con un caso de violación en grupo, una noticia de relleno en los telediarios de un día cualquiera, pero un tema muy en boga en estos momentos en España tras el fallo judicial de La Manada, un fallo que ha provocado movilizaciones multitudinarias y ha llevado a la unanimidad de los partidos políticos en torno a la improcedencia de la sentencia. Gallego, Jorge Pérez y El Charly son aquí La Manada, tres personajes cercanos a la ultraderecha que una noche sin luna tropiezan con una chica perdida y tras veinte minutos de abusos deshonestos le destrozan la vida. Para ellos es algo normal. Una forma más de divertirse. Para Mila significa adentrase en los tortuosos caminos de la venganza. Decía John Stuart Mill, el último de los grandes economistas clásicos, en su tratado «Sobre la libertad» que esta consiste en poder hacer todo aquello que no cause perjuicio a los demás. ¿Tiene justificación un acto de venganza en una coyuntura como esta? Lo único cierto es que en situaciones extremas la gente suele tomar decisiones erróneas.

Es esta una historia que desgraciadamente está de moda. Aquellos que no sean propensos a impresionarse con facilidad tienen aquí la oportunidad de adentrase en una historia detectivesca con grandes dosis de acción y misterio. Una historia, que por la actualidad de su temática, les hará reflexionar. Así pues, a disfrutar. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------