Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

lunes, 27 de enero de 2014

Detectives de Ficción: SAM SPADE

SAM SPADE

Samuel Spade nace fruto de la pluma de Dashiell Hammett en San Francisco a comienzos de la década de 1890. Allá por los años 30 del s. XX supera la treintena, es soltero, rubio y de ojos color gris pálido situados en posición horizontal. Tal como nos lo describe su autor, su barbilla larga y huesuda, tiene forma de V, debajo de otra V, la que forma la boca, ésta más flexible. El grosor de sus brazos, piernas y torso y la forma redondeada de sus fuertes hombros dan a su cuerpo la compostura de un oso. Tiene, según palabras de Hammett, un simpático aspecto de Satanás rubio. Su personalidad no se concibe sin un cigarrillo en la comisura de los labios, imagen siempre precedida de un proceso de liado que es todo un ritual.

[...]
"Spade procedió a liar esmeradamente un cigarrillo con sus gruesos dedos: después de echar la cantidad justa de hebra color canela sobre un papel curvado y extenderla de modo que hubiese el mismo volumen en cada extremo y una ligera depresión en el centro, hizo rodar hacia dentro el borde interior del papel con los pulgares y luego hacia arriba, bajo el borde exterior, sin dejar de presionar con ambos índices, deslizando los dedos hacia el exterior del cilindro de papel para sostenerlo recto al tiempo que pasaba la lengua por el borde encolado, y finalmente índice y pulgar izquierdos pellizcaron un extremo mientras, índice y pulgar derechos alisaban la costura humedecida, volvían en su recorrido hacia arriba y llevaban el extremo contrario hasta la boca".

De carácter terco e irónico jamás deposita confianza en sus congéneres. Miente si con ello logra que las mentiras de otros salgan a la luz. Su profesión le lleva a un continuo juego de inteligencias, donde su mente va siempre un paso por delante de la sus adversarios. No supone para él un trastorno colaborar con la policía si ello redunda en su propio beneficio.

[...]
"Ella se apartó de golpe, chocando con la mesa, y quedó encorvada con ambas manos en torno al cuello. Tenía el rostro desencajado, la mirada ida. Su boca, seca, se abrió y se cerró. Luego, con voz apagada, apergaminada, dijo:
- No irás a ... - Fue incapaz de terminar la frase.
La cara de Spade tenía ahora un tono cerúleo. Su boca sonrió, y en torno a los ojos brillantes aparecieron pequeñas arrugas. La voz sonó afable y dulce cuando dijo: 
- Sí, voy a entregarte. Lo más probable es que te condenen a cadena perpetua. Eso quiere decir que saldrás dentro de veinte años. Eres un ángel. Yo te estaré esperando. - Se aclaró la voz -: Y si te cuelgan te recordaré siempre".

Comparte despacho hasta el momento del fallecimiento de éste con Miles Archer, de estatura mediana y complexión atlética, jovial y unos diez años mayor que él. Eventualmente ambos comparten además a Iva, esposa de Miles, rubia treintañera a quién la hermosura ha abandonado años atrás. Las mujeres representan un aspecto tangencial en la vida de Spade. Effie Perine, su secretaria, larguirucha, de ojos castaños, bronceada y con cara de muchacho es para él "un simpático ángel con la cabeza llena de pájaros".   

Spade es presentado en sociedad en "El halcón Maltés" (The Maltese Falcon, 1929), obra que aparece seriada en las páginas de la publicación Black Mask. En ella es partícipe de una trama rocambolesca que gira en torno a la búsqueda de la estatuilla medieval de un halcón. En "Demasiados han vivido" indaga la desaparición de un poeta; en "Sólo se ahorca una vez" pone de manifiesto la avaricia de una familia reunida en torno al lecho mortuorio de un anciano, mientras que "En un hombre llamado Spade" explora la muerte de un  tratante de negocios.