Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 27 de junio de 2014

NUEVA YORK: LA CIUDAD DEL CRIMEN (II)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Mientras Nueva York duerme

A finales del siglo 19 y comienzos del 20 una gran ola de inmigrantes de Europa del Este aborda las costas de Nueva York. Esta muchedumbre humana es acogida por las diversas comunidades (italiana, irlandesa… ) ya existentes en la ciudad. Asimismo, durante esa primera mitad del siglo XX, al igual que ya ocurre con los italianos, bandas especializadas en la extorsión comienzan a funcionar en los barrios judíos de Nueva York, encabezadas por Jacob Levinsky, Charles "Charlie El Cojo" Litoffsky y José Toplinsky. Un  significativo submundo judío ya coexiste en Nueva York a comienzos de siglo, con mafiosos que conversan en una jerga de origen yiddish.

El crimen organizado surge entre los niños de los barrios marginales, que en la prepubertad coquetean con el robo, en la adolescencia extorsionan a los propietarios de los comercios y, que de adultos se unen a bandas bien organizadas que participan en una amplia variedad de empresas criminales, impulsados por la prohibición. La tentación del dinero rápido, el poder y el romance de la vida criminal comienzan a ser atractivos para los inmigrantes. A  principios de siglo aflora en Nueva York  una auténtica "ola criminal". Muchos jóvenes, en números inquietantes para ese entonces, se unen a la delincuencia, junto con los hijos de irlandeses, italianos y otros inmigrantes. A medida que el siglo 20 avanza, los mafiosos comienzan a utilizar un arma poderosa, el chantaje laboral, para ello introducen en las empresas y los sindicatos a hombres de su confianza. El chantaje laboral se convierte en una fuente de conflictos, ya que empresas y sindicatos está bajo el dominio de importantes mafiosos.

El “crimen organizado”  degenera desde una actividad de matones ejercida por matones, a un gran negocio; funciona como una sociedad anónima, con un capo a la cabeza. Éste personaje vislumbra en ello una tremenda oportunidad de negocio, un medio de enorme riqueza y poder. Los mafiosos “entienden” las verdades del capitalismo a principios del siglo 20 y llegan a dominarlas. Estos capos son hombres ricos, que muestran a los matones jóvenes y sin educación cómo tener estilo. El atuendo estereotipado del gángster americano en las películas tiene sus raíces en aquellos capos mafiosos, que como  Lucky Luciano, el jefe prominente de la mafia italoamericana, son el espejo donde se mira la emergente juventud mafiosa de la época.

Durante la prohibición, los gángsteres se convierten en los principales agentes del mundo subterráneo y juegan un papel destacado en la  creciente criminalidad que azota a la sociedad norteamericana de la época, en la distribución de alcohol ilegal y en la propagación de la delincuencia organizada en los Estados Unidos. En ese momento, las bandas organizadas operan, principalmente, en las ciudades más grandes del país, incluyendo Cleveland, Detroit, Minneapolis, Newark, Nueva York y Filadelfia. Numerosos equipos de contrabando, como los encabezados por Meyer Lansky,  Bugsy Siegel y Abe Bernstein son la fuente en la que bebe el crimen organizado americano. Otros mafiosos, tales como Dutch Schultz, Moe Dalitz, Charles "King" Solomon y Abner "Longy" Zwillman se hacen ricos durante la Prohibición.

Durante este tiempo, Luciano elimina con éxito a los  capos del Viejo Mundo; jefes de la mafia siciliana, como Joe Masseria y Salvatore Maranzano, desparecen en la Guerra Castellammarese de 1931, y toma el control del hampa en Nueva York. Luciano no discrimina a los judíos, como Meyer Lansky y Benjamin "Bugsy" Siegel. Varios gangsteres judíos, como Red Levine y Bo Weinberg, son utilizados en la guerra como sicarios. Después que Masseria y Maranzano son asesinados, se celebra una conferencia en el Franconia Hotel de Nueva York, el 11 de noviembre de 1931. Durante esta reunión, Luciano y Lansky convencen a los mafiosos estadounidenses de los beneficios de la cooperación con la mafia italoamericana en un consorcio de nueva creación denominado por la prensa “Sindicato Nacional de Delitos”.

El crimen organizado siempre ha tenido una especial importancia en Nueva York. El siglo XX ve el ascenso de la mafia, dominada por cinco familias. Sin embargo, en la actualidad, el panorama ha cambiado radicalmente. Un estudio realizado por la revista Forbes en 2007 califica a Nueva York como una de las ciudades más seguras de Estados Unidos, con una tasa de 7,3 asesinatos por cada 100.000 habitantes, lo cual la coloca en el número 50 de 72 ciudades con población mayor de 250.000 habitantes. El primer lugar en este ranking lo ocupa Detroit, con 47,3 asesinatos por cada 100.000 habitantes. El auge del crimen aumenta durante las décadas de los 80 y 90, debido a la denominada "epidemia del crack". Los crímenes violentos en la ciudad se han visto reducidos en un 75% en los últimos doce años y la tasa de asesinatos en 2005 adquiere el nivel más bajo desde 1963.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

475 1/2 Hicks St. Brooklyn, N.Y.
El gángster Salvatore (Sammy) Santoro es asesinado el 31 de enero de 1957, en el vestíbulo del 475 1/2 Hicks Street en Brooklyn. Le dispararon cuatro veces en la cabeza y el arma homicida fue dejada en la escena del crimen.

923 44 calle Brooklyn, N.Y.
Frankie Yale, conocido mafioso, "Al Capone" de Brooklyn, perdió el control del cupé Lincoln en Brooklyn, el 1 de julio de 1928, y se estrella contra la escalera de entrada del 923 44th Street en Borough Park.

Prospect Park, Brooklyn, N.Y.
El 30 de julio de 1950 se produce el suicidio del Detective Michael Dwyer.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------