Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 22 de julio de 2016

EL HECHIZO DE ELSIE. (Patricia Highsmith)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
EL HECHIZO DE ELSIE (Found in the Street)
Patricia Highsmith
TRADUCCIÓN: Jordi Beltrán
EDITORIAL ANAGRAMA, S. A., 2016
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jack Sutherland, de 30 años de edad, es un prometedor artista gráfico que vive en Greenwich Village con su esposa Natalia y su hija Amelia. Ellos disfrutan de una amplia red de amigos y llevan una intensa vida social. Ralph Linderman, a su vez, es un cincuentón puritano, divorciado treinta años atrás, solitario, autosuficiente y crítico, que trabaja a horas inusuales como guardia de seguridad. Los mundos de ambos se cruzan brevemente cuando Ralph encuentra la billetera de Jack en plena calle y la devuelve en persona. 

Las vidas de Sutherland y Linderman se vuelven a encontrar cuando aquél conoce a una camarera de cafetería, Elsie Tyler, una bonita rubia de 20 años de edad originaria de una pequeña ciudad del norte del estado de Nueva York. Elsie Tyler llama la atención donde quiera que vaya. Después de salir de su ciudad natal, la joven y encantadora camarera no tarda demasiado en encontrarse rodeada de admiradores, entre ellos Jack y Natalia Sutherland. Ralph, entretanto, ya se ha percatado de la presencia de Elsie en el barrio -(Los padres de Highsmith vivían en la calle Grove, y ella, la escritora, vivió durante un verano de su adolescencia en la calle Morton; ambas calles figuran prominentemente en la novela)- y le ha hecho llegar su particular advertencia sobre los peligros que acarrea la vida en la ciudad, los amigos equivocados que la introducirán en el mundo las drogas, el sexo casual, y la prostitución. Ralph contempla la amistad de Jack con Elsie como un comportamiento inmoral que está destruyendo su inocencia. Su atrevimiento llega al extremo de escribirle cartas a Sutherland advirtiéndole contra la corrupción de Elsie.

Los Sutherland se convierten en mascotas de Elsie y la introducen en su círculo de amistades, la invitan a fiestas de adultos, y la ayudan a lanzar su carrera como modelo fotográfica de modas. Ralph, por el contrario, trata de controlar su vida social mediante el seguimiento de sus movimientos cuando cambia de apartamentos.

Elsie está explorando su sexualidad y mantiene relaciones con otras mujeres, entre ellas con Natalia. Jack y Ralph, y toda una serie de otros personajes, encuentran en Elsie, congelada en un estado ideal, una figura llamativa y terminan  desarrollando una obsesión por su imagen. Sin embargo, un repentino acto de violencia pone de relieve todos estos contrastes. Las advertencias de Linderman parecen entonces premonitorias...

La fama de Highsmith como novelista se extiende a ambos lados de las fronteras del género negro. Es cierto que algunas de sus novelas guardan ciertas similitudes con el género, pero tanto el procedimiento como su voluntad y preferencias están muy lejos de poder ser adjetivados con el calificativo de «negra» tal y como lo entendemos actualmente. Sus novelas poco o nada tienen que ver con crímenes; en ellas la acción violenta es mínima, incluso accidental en ocasiones. La gran variedad de temas y de intereses que seducen a Highsmith como escritora se extienden a la familia –desde la más típica de clase media norteamericana, hasta las más sofisticadas neoyorkinas, aquellas que cobijan en su seno relaciones íntimas de carácter homosexual-, la soledad, el aislamiento, la incomprensión -muchos de sus protagonistas son gente inadaptada, como Edith, como Howard Ingham, como Ralph Linderman-, la privación del derecho de libre elección dentro de la sociedad norteamericana, la homosexualidad...

«El hechizo de Elsie» pertenece a la etapa de mayor madurez creativa de la autora. Fue publicada en 1987, 37 años después de su primera obra «Extraños en un tren». La Patricia Highsmith de los últimos años de su vida aborda novelas decididamente más «alegres», totalmente alejadas de aquellas realidades enfermizas y agobiantes que le dieron fama en el pasado. Sin ir más allá, «El hechizo de Elsie» plantea la situación de un matrimonio bien avenido que acepta con naturalidad las aventuras y los amantes del cónyuge. La obra de Highsmith no pasa de ser un retrato llevado al papel de sus asuntos de carácter íntimo, de sus separaciones, sus embelesos con artistas y actrices, frecuentemente más jóvenes que ella, sus frustraciones, de todo el submundo de irrealidades que la acompañó durante toda su vida... En definitiva, casi todas sus novelas son un fiel destello de su vida, de sus relaciones con los demás, de la pesadumbre que éstas generaban en su interior. Highsmith buscó el manantial de su inspiración en sus propias experiencias vitales y es así como la evolución de sus temas e intereses corre paralela a su madurez como ser humano. Etiquetar la obra de Highsmisth, enclaustrarla en un estamento literario preciso, constituye una fórmula de descomposición y adulteración tanto de la propia creación como del sentimiento que de ella emana. Una escritora tan diversa y tan personal como Patricia Highsmith no admite mermas de ningún tipo.

«El hechizo de Elsie» es un apasionante clásico highsmithiano, un suspense inquietante que explora los callejones más sombríos del deseo humano, y un retrato caleidoscópico de la ciudad de Nueva York de la década de los 80. Como todos los trabajos de Highsmith, la novela tuvo más éxito en Europa que en los EE.UU. En Alemania se vendieron en el momento de su publicación unas 40.000 copias, mientras que en EE. UU. solo 4.000, y es que Highsmith, como Goodis, Thompson, Himes y tantos otros, nunca fue profeta en su tierra.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------