Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 11 de noviembre de 2016

EL DEMONIO VESTIDO DE AZUL. (Walter Mosley)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
EL DEMONIO VESTIDO DE AZUL (Devil in a Blue Dress)
Walter Mosley
TRADUCCIÓN: Rosa Corgatelli
ANAGRAMA
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
«El demonio vestido de azul» se desarrolla en Los Ángeles en el año 1948. Easy Rawlins acaba de perder su trabajo en la compañía de aviones Champions Aircraff de Santa Mónica y tiene que hacer algo de dinero rápido para satisfacer su hipoteca. La mayoría de sus amigos son de color negro y pobres. Rawlins se sorprende cuando DeWitt Albright entra en el bar de Joppy. El olor y la atmósfera sucia del bar, por lo general, mantienen a los blancos a distancia. Sin embargo, todo lo relacionado con el señor DeWitt es de color blanco, desde su piel a los más pequeños  elementos de su indumentaria: traje de lino, camisa, sombrero panamá de paja, zapatos y calcetines de seda. Rawlins está acostumbrado a la compañía de los blancos, no en vano luchó durante la Segunda Guerra Mundial en África, Italia, París y Alemania. «Comí con ellos y dormí con ellos, y he matado a suficientes hombres jóvenes de ojos azules para saber que tienen tanto miedo a morir como yo». El Sr. Albright hace favores encubiertos para ciertas personas y quiere que Rawlins lo ayude en su próximo trabajo.

Ezequiel «Easy» Rawlins acude al local de John -un bar clandestino antes de que revocaran la Prohibición- con el objeto de averiguar si alguien ha visto a Daphne Monet, una mujer blanca, rubia, hermosa, difícil de encontrar y más bien fatal, a la que le gusta pasar el rato en los clubes negros de jazz. Los experimentados lectores de misterio pueden predecir que esta simple tarea terminará por sumergir a Rawlins en una complicada serie de intrigas que involucran a otros hombres ricos blancos, otras mujeres, más dinero, y un notable número de cadáveres.

Los temas de la raza y la guerra transitan por los dos primeros capítulos de «El demonio vestido de azul» como testimonios de una época. La novela se desarrolla en un período anterior a la aparición del «Movimiento por los Derechos Civiles», por lo que Mosley incluye indicadores de la segregación y la alienación cultural en su narrativa. Por otra parte, Mosley utiliza la novela como un vehículo para explorar la descarnada realidad de la gente negra, víctimas de la resaca racial y del absurdo sentimiento de superioridad de sus coetáneos blancos. La primera frase del libro establece ya las tensiones raciales en juego: «Me sorprendió ver a un hombre blanco entrar en el bar de Joppy». Y nos es que el Sr. Albright fuera blanco, es que «parece especialmente blanco en contraste con la barra oscura, sucia y negra del bar de Joppy». El carácter blanco viene a representar el poder que los blancos tienen sobre los negros en la sociedad de Rawlins. 

Rawlins recuerda, con sentimiento agridulce, los ojos de los soldados alemanes a quienes mató en combate durante la Segunda Guerra Mundial. Cuando mató a aquellos alemanes blancos él tenía el control, en lugar de suceder al revés. Al hacerlo, Rawlins expresa la frustración común de los soldados negros que regresaron a sus comunidades del Sur después de la Segunda Guerra Mundial y que habiendo luchado por su país se encontraron una vez más como ciudadanos de segunda clase.

Debido a que es consciente de su condición de relegado por su color, Rawlins está especialmente orgulloso de ser propietario de una casa. A lo largo de la novela, habla con amor de su humilde morada. De hecho, su orgullo por su casa es lo que lo motiva a enredarse en los turbios asuntos del Sr. Albright. Rawlins lo necesita para pagar la hipoteca. 

A través de las primeras páginas de «El demonio vestido de azul», Walter Mosley nos pone en antecedentes sobre la «Great Migration», la gran migración negra que condujo durante la primera mitad del siglo XX al desplazamiento de 1,75 millones de afroestadounidenses desde los estados meridionales hacia los del medio oeste, noroeste y oeste de dicho país en una huida desesperada del racismo y en la búsqueda de trabajo en las pujantes ciudades industriales. «Cuando abrí la puerta me golpeó en la cara la fuerza de la trompeta contralto de Lips. Escuchaba a Lips y a Willie y a Flattop desde que era un muchacho en Houston. Todos ellos y John, y la mitad de la gente que se hallaba en aquel recinto atestado, habían emigrado de Houston después de la guerra, y algunos antes. California era como el paraíso para los negros del Sur. La gente contaba historias de cómo podía comer fruta directamente de los árboles y conseguir el suficiente trabajo como para jubilarse algún día. Las historias eran ciertas en su mayoría, pero la verdad no era como el sueño. La vida era dura también en Los Ángeles y, aunque uno trabajara todos los días, seguía sin salir del pozo.»
En el fondo  «El demonio vestido de azul» es el clásico misterio del hallazgo de una chica. Lo que lo distingue, y le proporcionó a Mosley, hace veintiséis años, el elogio y la atención de la crítica, es el cuidado tratamiento del escenario de Los Ángeles de la posguerra y las relaciones raciales que se desarrollan en torno a la acción. 
«El demonio vestido de azul» hace honor a la tradición dura de Hammett, Chandler y Cain en su historia y en su actitud, pero Mosley nos lleva por algunas calles que sus predecesores espirituales no podían conocer, ya que eran blancos. Las escenas interesantes de la vida negra en 1948 proporcionan una especie de historia social que no existe en otra novela policíaca, y  prestan un ambiente que realza esta historia de crimen y violencia. Al igual que el mejor de los contadores de historias «noir», la fuerza de Mosley está en sus diálogos.

Mosley lleva a cabo todo ésto en el contexto de un movimiento rápido, entretenido, con una historia escrita en un estilo impresionante. Este es el tipo de libro que te deja el anhelo de leer más sobre las aventuras de Easy Rawlins.  Estoy dispuesto a apostar que Easy nunca llegará a trabajar de nuevo en esa compañía de aviones. Él tiene una larga y activa carrera por delante como detective privado.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------