Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

jueves, 24 de octubre de 2013

LOS "PULPS". LA ESCUELA BLACK MASK

Cuando en 1920 Henry L. Mencken y George Jean Nathan comienzan a publicar la revista Black Mask no se les pasa por la cabeza ni por asomo que están contribuyendo a la creación de un nuevo género literario: la novela negra. Los "pulps" son revistas baratas, de gran aceptación popular, donde se recogen relatos de misterio, de aventuras y de terror. En 1926 Joseph T. Shaw decide dar un vuelco a la revista Black Mask especializándose en novelas policíacas. Tomando como modelo a Dashiell Hammett, uno de sus escritores más asiduos, se reunen novelistas como Raymond Chandler, Horace McCoy, John Daily, Raoul Whitfeld, Thomas Walsh, Paul Cain y Lesser Dent que juntos marcan una nueva etapa dentro del género policíaco. A partir de ese momento los relatos policiales se convierten en vehículos de una dura crítica social. Con estilo vivo, coloquial, enérgico, estos autores hacen suyo el argot del mundo criminal. Sus diálogos son rápidos, simples, llenos de doble intención y sarcasmo. El descarnado realismo de las historias de la escuela Black Mask es fruto de la voluntad de ruptura con el tradicional relato de misterio criminal, encarnado por las figuras de Conan Doyle y Agatha Crhistie.
Buena parte de las diferencias existentes entre la novela criminal clásica y la novela negra se encuentran en la forma en que ambas perfilan al investigador privado. En ambos casos son hombres solitarios pero su planteamiento ante el acto criminal es diametralmente opuesto. Frente a las "celulas grises" de Poirot los protagonista de la novela de Hammett, Chandler o McCoy se enfrentan ala investigación a pecho descubierto. Su código moral rara vez coincide con las reglas aceptadas por la sociedad. 
La diferencia entre estas dos tendencias literarias se encuentran asimismo en el modo en que es valorado el acto criminal. En la novela policíaca clásica la rivalidad entre detective y criminal es estética, resultado del enfrentamiento entre dos genios extraordinarios, uno de los cuales usa su inteligencia para burlar las leyes de la sociedad y el otro utiliza la suya para desenmascarar a su adversario. En la novela negra lo ético está por encima de lo estético. Se da más valor al proceso de investigación, al suspense, al misterio. El detective de la novela negra sobrevive en un medio que le es hostil, con cinismo e ironía. No son hombres lógicos, afrontan la resolución del misterio con la cabeza, pero jamás se desprenden de sus sentimientos.
Sin embargo, la distinción más radical entre estas dos clases de novelas radica en el marco en que se desarrollan sus historias. El detective tradicional se mueve en ambientes refinados, se rodea de miembros de la clase alta, la novela negra, sin embargo, sumerge a sus personajes en un mundo más real, frecuentan ambientes calustrofóbicos, barrios marginales, calles oscuras, bares de mala muerte.La novela negra es una radiografía de la sociedad de su tiempo, retrata todos sus defectos y miserias, siente una absoluta y total desconfianza por ella y sus instituciones.