Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

jueves, 5 de diciembre de 2013

EL EXTERMINIO (Jim Thompson)

Luane Devore vive confinada en su dormitorio, ajena a los consejos médicos, presa de autoconmiseración, egoísmo, mala intención y miedo y con una auténtica necesidad de criticar a la gente desde el santuario de su cama de inválida. Se ha convertido en la víctima perfecta para todos los habitantes del pueblo costero y en decadencia de Manduwoc situado a pocas horas en tren de Nueva York. Ella sola ha sido capaz de captar todas las ambiciones, odios y celos de todo aquél que la rodea. Luane, que ha traspasado ya la sesentena, está casada con Ralph, veinte años menor que ella, hijo y marido según la rumorología popular, a quién tiene sometido de forma inquietante.
Thompson, maestro indiscutible en la recreación de la psicología humana, hace desfilar por las páginas de la novela a todo un elenco de personajes sospechosos de un asesinato en estado latente. Desde Kosmeyer, abogado de la Devore, asqueado de la hostilidad y mal trato de ésta. Pasando por su marido Ralph, apuesto, manipulador y mujeriego, cuyos pensamientos derivan a como sería su vida si ella no existiera. Siguiendo por su médico, el doctor Ashton, quien guarda en su pasado el secreto de la ilegitimidad de su hijo Bobbie, concebido con su criada de color, y a la vez ama de cría, Hattie. El propio Bobbie Ashton, de maneras arrogantes, depravado y de mente retorcida. Y Marmaduke "Goofy" Gannder compulsivo y excéntrico bebedor, capaz de cualquier acción por peligrosa que resulte con tal que le depare una botella de licor. Y, asimismo, Danny Lee, cantante de temporada, una de las tantas amantes esporádicas de Ralph, imbuida por éste en la necesidad de verse libre de Luane. Y, porqué no, Henry Clay Williams, pusilánime fiscal de distrito, cuya personalidad está condicionado por la de su histriónica hermana Lilly. Sin olvidar a las Pavlov, madre e hija, anuladas completamente por un padre autoritario. Thompsom demuestra de forma tan chocante como convincente que todos tiene motivos y son capaces de cometer el asesinato de Luane Devore.
Estructurada en capítulos unipersonales, narrado cada uno de ellos por una figura diferente, la novela es toda una manifestación de la capacidad del autor en el diseño de personajes, a la vez que una visión sombría y cruel de la existencia humana.