Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

domingo, 14 de agosto de 2016

ALFRED A. KNOPF, LA MARCA DEL BORZOI

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
ALFRED A. KNOPF
Nueva York, 12 de Enero de 1892
Nueva York, 11 de Agosto de 1984 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Alfred A. Knopf fue la última firma importante de la antigua industria editorial americana, que incluye nombres como Henry Holt and Company, G. P. Putnam´s Sons y Ticknor and Fields. Muchas de las empresas que giraban a su alrededor cuando Knopf se inició ya no existen, o bien han sido absorbidos por otros  conglomerados editoriales. La propia Knopf ha sido comprada y vendida varias veces, y ahora pertenece, junto con cientos de otros sellos editoriales, a una mega empresa resultante de la fusión de Penguin y Random House. Sin embargo, de alguna manera Knopf se ha aferrado a su identidad como una editorial preocupada por la excelencia literaria, que se precia de ser singular en la publicación de sus libros.

Alfred A. Knopf nació el 12 de enero de 1892 en el seno de una familia judía en la ciudad de Nueva York. Su padre, Samuel Knopf, fue un fabricante de ropa reconvertido en vendedor y director de banco; su madre, Ida, murió cuando él tenía cuatro años de edad. Alfred asistió a la Universidad de Columbia, donde dejó unos estudios inconclusos de Derecho. Su intención era completar esos estudios en la Universidad Harvard, pero un viaje a Inglaterra para visitar a John Galsworthy –Premio Nobel de Literatura en 1932-, le hizo cambiar de idea. Galsworthy se había doctorado en Derecho en Oxford en 1890,  aunque pronto comenzó a escribir, quizás debido a su amistad con Joseph Conrad.

Knopf renunció a su carrera de Derecho y a su regreso a EE. UU. entró en el mundo de la publicación. Entusiasta de la novela, Knopf se puso en contacto con escritores conocidos, como Rex Beach, Theodore Dreiser y George Barr McCutheon solicitando lo que se conocería como «propagandas publicitarias». Por otra parte el entusiasmo que Knop sentía por Conrad le llevó a contactar con H. L. Mencken, también admirador de Conrad, iniciando así una estrecha amistad que duraría hasta la muerte de este último en 1956.

A mediados de 1915, la editorial Alfred A. Knopf publicó su primer volumen, una colección de cuatro guiones del dramaturgo francés Émile Augier, con su propia tipografía, diseño, fabricación y arreglos. Con una inversión inicial -legada por su padre- de cinco mil dólares, Alfred A. Knopf comenzó a competir con empresas ya establecidas, obteniendo su primer gran éxito en 1916 con “Mansiones verdes” del escritor argentino W. H. Hudson.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
BLANCHE WOLF
Nueva York, 30 de Julio de 1894
Nueva York, 4 de Junio de 1966
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Ese mismo año se casó con su asistente y única empleada, Blanche Wolf, de veinte años, nacida en la ciudad de Nueva York el 30 de julio de 1894. Blanche era hija de un joyero nacido en Viena, y tras su matrimonio se incorporó de inmediato a la empresa. Aprendió la mecánica de la impresión y la edición y pasó a convertirse en una editora de gran influencia. Tomando prestada la idea de la firma británica Heinemann, que identificó sus libros con un molino de viento, Blanche estampó sus libros con un galgo ruso –un Borzoi-  y se aseguró de que ése fuera el distintivo de la empresa. A lo largo de los años Blanche jugó un papel importante dentro de la empresa Knopf. En poco tiempo la editorial se convirtió en una fuerza importante en el mundo literario atrayendo a escritores consagrados de EEE. UU y el extranjero. Knopf publicó a autores como Joseph Conrad, W. Somerset Maugham, D. H. Lawrence, E. M. Foster, Jean Paul Sartre, Simone de Beavoir, Albert Camus, Thomas Mann, Sigmund Freud y Frank Kafka.

En 1917, de los 77 libros que Knopf había editado, más de una cuarta parte eran originarios de escritores de habla inglesa, mientras que los escritores continentales, rusos y asiáticos representaban casi la mitad. En la década de los 20, Knopf comenzó a adquirir los derechos de escritores estadounidenses notables tales como Will Carter, Carl Van Vechten y Joseph Hegesheimer. Posteriormente la publicación de autores americanos se extendería a H. L. Mencken, Theodore Dreiser, Vachel Lindsay,  Conrad Aiken, James Baldwin, John Updike y Shirley Ann Grau.

Fue Blanche quien inscribió en la nómina de escritores de Knopf a Dashiell Hammett, Raymond Chandler y James M. Cain, estableciendo así una tradición en la publicación de thrillers de alta gama que sigue siendo un distintivo del sello Knopf.

En 1918 Alfred A. Knopf se convirtió en presidente de la firma, título que conservaría durante treinta y nueve años. La editorial se ganó el respeto por la calidad intelectual de los libros publicados y la empresa cosechó todo tipo de elogios por sus diseños. Aunque nunca llegó a ser la editorial más grande del país en términos de volumen de producción o de ventas, sí adquirió una gran reputación por la calidad de sus trabajos de impresión.

Con la considerable perspicacia literaria de Blanche y la experiencia financiera de su padre, que se unió a la empresa en 1921, Alfred A. Knopf Inc. se expandió rápidamente entre los años 1920 y 1930. En 1934, William A. Koshland se unió a la compañía y se mantuvo asociado a la empresa durante más de cincuenta años, llegando a ser Presidente de la misma.

La firma resistió su primera crisis financiera en 1935. Las ventas de libros sufrieron una caída dramática después de la introducción del sonido y la imagen en movimiento en 1927, y llegaron a su cota más baja en 1933.

La llegada de la Segunda Guerra Mundial cortó el acceso estadounidense a los escritores europeos. Entretanto, Blanche Knopf se interesó por escritores latinoamericanos. Al final de la Segunda Guerra Mundial, Alfred Knopf entregó la parte europea de la empresa a la señora Knopf, lo que obligó a ésta a viajar al continente europeo todos los años. Entre los escritores que Blanche «cortejó» con éxito se encontraban Elizabeth Bowen, Hammond Innes, Angela Thirkell, Alan Sillitoe, Mikhail Sholokhov, Mario Soldati y Elinor Wylie. El interés primordial de la señora Knopf se centró por entonces en la literatura francesa, y así llevó a la empresa a Alfred Camus, André Gide, Jules Romains y Jean Paul Sartre.

En 1954 Pat Knopf –Alfred “Pat” Knopf, hijo de los Knopf, director comercial de la empresa desde 1945- añadió «Vintage Books» -un sello en rústica- a la empresa. Blanche Knopf se convirtió en presidenta de la firma en 1957. En abril de 1960, Alfred y Blanche Knopf vendieron la empresa a Random House. Random House se hizo cargo de la parte técnica de la misma, al tiempo que Alfred y Blanche se unieron al Consejo de Administración. Knopf retuvo el control editorial durante cinco años, y luego conservó solo su derecho de veto sobre los manuscritos de otros editores. Las redacciones de las dos compañías se mantuvieron separadas y Knopf Inc. conservó su carácter distintivo.

Después de la muerte de Blanche en 1966, William A. Koshland se convirtió en presidente y, dos años más tarde, Robert Gottlieb, –editor de The New Yorker-, quien venía desarrollando sus labores profesionales en Simon & Shuster desde 1955, se unió a la empresa como vicepresidente. Gottlieb se convirtió en presidente y en editor jefe después de la jubilación oficial de Alfred Knopf en 1973. Gottlieb se mantuvo en Knopf hasta 1987.

Más tarde, Random House fue comprada por Newhouse, y, con el tiempo se convirtió en una división de Bertelsman AG, una gran multinacional. La huella Knopf ha sobrevivido a todas estas compras y fusiones.

Blanche Knopf murió en junio de 1966. Después de esta muerte Knopf se volvió a casar, esta vez con Helen Knopf en 1967. Se retiró oficialmente en 1972, convirtiéndose en presidente emérito de la firma, una posición que mantuvo hasta su muerte. Knopf estuvo activo durante su retiro y murió el 11 de agosto de 1984, en su finca de Purchase, Nueva York, de una insuficiencia cardíaca congestiva.

Los logros de Knopf como editor de libros le hicieron acreedor a una media docena de títulos honoríficos, así como decoraciones de los gobiernos polaco y brasileño. Además, su servicio en la junta asesora de la Comisión de Parques Nacionales y sus incansables esfuerzos en favor de la conservación de la naturaleza le valieron numerosos premios.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
DASHIELL HAMMETT: «Red Harvest (1929), The Dain Curse (1929), The Maltese Falcon (1930), The Glass Key (1931), The Thin Man (1934)».
RAYMOND CHANDLER: «The Big Sleep (1939), Farewell, My Lovely (1940), The Brasher Doubloon (1942), The High Window (1942), The Lady in the Lake (1943)».
JAMES M. CAIN: «Our Government (1930), The Postman Always Rings Twice (1934), Serenade (1937), Mildred Pierce (1941), Love´s Lovely Counterfeit (1942), Past All Dishonor (1946), The Butterfly (1947), The Moth (1948)».
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------