Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 3 de septiembre de 2016

UN LUGAR INCIERTO. (Fred Vargas)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
UN LUGAR INCIERTO (Un lieu incertain)
Fred Vargas
TRADUCCIÓN: Anne-Hélène Suárez Girad
EDICIONES SIRUELA, S. A. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Diecisiete pies cortados a la altura de los tobillos, calzados en sus respectivos zapatos, son descubiertos frente al famoso cementerio de Highgate de Londres, donde reposan, entre  otros, los restos de Karl Marx y Charles Dickens. Este es el punto de partida de la nueva intriga policial ideada por Fred Vargas para su décima novela, «Un lugar incierto»El comisario Jean-Baptiste Adamsberg, tiene que cruzar el canal de la Mancha para asistir a un seminario internacional de tres días de coloquios, conferencias y debates, cuando se ve involucrado en el misterio de un necrófilo que dedicó su tiempo a cortar y coleccionar pies. Su fiel comandante Danglard reconoce un zapato que podría ser de su tío muerto hace veinte años, o de un primo, o de un hombre del mismo pueblo; lo cierto es que es un pie serbio, porque el tío de Danglard era serbio. Y como bien razona el propio comandante: «¿Qué puede meterse en unos zapatos? ¡Pies!. Y generalmente los propios. O sea que si los zapatos son de mi tío, hay muchas posibilidades de que los pies que están dentro le pertenezcan.»

Si en Londres los acontecimientos están irrigados de un carácter paradójico, en París, a la vuelta, un terrible asesinato deviene en un auténtico desatino. Un solitario hombre rico, vecino del barrio de Garches, periodista especializado en temas judiciales, aparece cortado, troceado y triturado en un montón de piezas de sangre, carne y hueso, repartidas a discreción por toda su casa. Los sospechosos no se hacen esperar: un hijo repudiado desde el nacimiento, el jardinero a quien la víctima ha dejado toda su fortuna, la familia de un pintor que busca venganza por la muerte de su hijo... Si algunas de las novelas anteriores de Vargas tenían un ligero toque surrealista, «Un lugar incierto» rebosa el vaso de la irracionalidad; la novela nos muestra a Adamsberg y su camarilla luchando contra un hombre que se considera a sí mismo digno sucesor de Drácula. ¡Ahí es nada!

“El tema de los vampiros me fascina. La humanidad no ha podido deshacerse de él durante treinta mil años”, declaró la escritora en una entrevista publicada el 19 de junio en «The Express». Vargas leyó el «Drácula» de Bram Stoker a la edad de 13 años, pero finalmente optó por inspirar su historia en la del ciudadano serbio Peter Plogojowitz. Su caso es bien conocido por los aficionados a la upirología, por ser uno de los primeros que fueron registrados oficialmente de entre varias epidemias de vampirismo que asolaron el imperio Austro-Húngaro en el siglo XVIII.  

La investigación sigue un curso sinuoso al ritmo del flujo y reflujo de la incierta disponibilidad emocional de la psique de Adamsberg. Así, sus cavilaciones nos hacen viajar de París a un pequeño pueblo del noroeste de Serbia, a orillas del Danubio, donde todo parece tener su origen; a Austria, Suiza, Alemania y Finlandia, lugares éstos donde viven personas que tienen un apellido común, donde se revelan crímenes similares, y donde el asesino elimina, destruye y, en una palabra, condena la imposibilidad de retorno. «Aquí yacía el origen de la familia víctima. El patronímico original: Plogojowitz o Blagojevic. Luego el apellido había sido deformado o adaptado según los países a los que los descendientes dispersados habían ido a  parar. Aquí yacía la raíz de la historia y la primera de las víctimas, el antepasado exiliado, a quien estaba prohibido hacer visita u ofrenda, expulsado al linde del bosque. Sin duda asesinado también...»

El punto fuerte de Vargas reside en la soberbia caracterización de sus personajes, empezando por el propio Adamsberg, un tipo que disfruta de un carácter que parece hecho de nieblas pero que resulta inequívocamente seductor. Adamsberg no se encuentra solo en esta aventura y el lector es consciente de que Fred Vargas ha concebido la Brigada de Froissy bajo un vínculo obsesivo-compulsivo de justa hermandad; cada cual tiene su pequeña parte de verdad que añadir a la realidad de todos: Danglard, hombre de múltiples y enciclopédicos conocimientos, finalmente ha decidido dejar el vino blanco, -se pasa al tinto-; Retancourt, una mujer enorme y atlética, resulta ser el «animal más peligroso del equipo», según la adjetivación del propio Adamsberg; el siempre ingenuo Estalere sigue haciendo gala de su estupidez; el imponente gato que vive al calor de la fotocopiadora es feliz mientras lo transporten al cuenco de comida...

Fred Vargas quiso dar importancia a los idiomas extranjeros en esta novela. Así, la autora no solo juega con las dificultades de Abamsberg con el inglés, -Stock por Radstock; «Jaijgueit» por Highgate-, sino que, por medio de un correo alemán, descubre el alfabeto cirílico, hecho que marca la investigación.

Éste, el décimo álbum de Fred Vargas, lanzado dos años después de «La tercera virgen» (Dans les bois éternels, 2006), no es una excepción a la hora de explorar el tema de la catarsis, todo lo contrario, ésta es una constante en la narrativa de esta autora. «Las historias de detectives son la puesta en escena de contradicciones que nos hacen sufrir; nuestro miedo a la muerte, la dureza de la vida, la maldad que llevamos dentro y nuestros malos sentimientos». 

«Un lugar incierto», es un túnel que cubre la distancia entre lo racional y lo irracional, donde el asesino impone un ritmo frenético a su propia leyenda y a los cuentos de vampiros que sustentan esa misma leyenda. Criptas, juramentos y una asfixiante lucha contrarreloj convierten el viaje de Adamsberg a las tinieblas en un aterrador descenso a los infiernos. Con «Un lugar incierto» Fred Vargas consigue el más difícil todavía, al ejecutar un cóctel placentero de sangre e inteligencia conjugado con una prosa de primera clase. Lo que al final podía haberse convertido en una conspiración pueril, una secta execrable o una sociedad secreta, se resuelve en una cristalina y estremecedora maniobra literaria. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------