Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 28 de marzo de 2014

55 aniversario del fallecimiento de RAYMOND CHANDLER

"Los muertos son más pesados que los corazones rotos" ("El sueño eterno". RAYMOND CHANDLER)

Pero siempre está el sepulcro
esperando, y el silencio y el gusano (la nada)
tal fue al final el honor que merecimos.
El hombre es más noble que su suerte.
                                           RAYMOND CHANLERD. (Primavera de 1958)

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Chandler nace en Chicago el 22 de julio del año 1888. Tras el divorcio de sus padres, su madre se traslada a Inglaterra, hecho que le posibilita recibir una sólida formación literaria. En 1919, de regreso a EE.UU, tuvo que aprender literalmente el idioma al comprobar que su inglés poco  tenía que ver con el modo de hablar americano. Desempeña varios oficios, llegando incluso a dirigir una compañía petrolífera. Sin embargo es despedido a los 44 años por alcoholismo y negligencia en el trabajo. Casado con una mujer casi 18 años mayor que él, tras la muerte de ésta lleva a cabo un intento de suicidio. No obstante su destino está marcado. Quiere ser escritor, y lo quiso siempre. Leyendo revistas baratas aprende a escribir aventuras de ficción. "Escribí una novelita que me reportó cien dólares, después de eso ya no volví a mirar hacia atrás, aunque pasé más de un mal rato mirando hacia adelante". Raymond T. Chandler, fallece un 26 de marzo de 1959, a la edad de 70 años, de una neumonía bronquial, tres días después de ser trasladado en ambulancia al hospital desde su casa alquilada en la La Jolla, California.

Recorte de prensa del Daily Mirror donde se da cuenta del fallecimiento del escritor RAYMOND CHANDLER.

El gran legado de Chandler a la novela negra es Phillip Marlowe y lo que éste representa. La soledad, las burlas cínicas, rápidas y sarcásticas que encubren a un ser romántico, la relación amor-odio con la policía, la corrupción que se desprende a todos los niveles en las capas más altas de la sociedad. Todo coexiste en Marlowe. Para bien o para mal es el arquetipo de detective hard-boiled por excelencia.

[...]
Necesitaba un trago, necesitaba una gran cantidad de seguro de vida, necesitaba unas vacaciones, necesitaba un hogar. Lo que había era un abrigo, un sombrero y una pistola. Me lo puse y salí de la habitación. ("Adiós muñeca". RAYMOND CHANDLER)

El estilo es la capacidad de proyectar en el papel la personalidad de un escritor. Perspicaz, ingenioso, maniático, Raymond Chandler se erige, por derecho propio, en el escritor más importante de novela negra del siglo XX. 

[...]
No puede planearse una buena historia; tiene que destilarse. A largo plazo, por poco que uno hable sobre el tema, lo más durable en lo que se escribe es el estilo, y el estilo es la más valiosa inversión que puede hacer un escritor con el tiempo. Las ventas se demoran, el agente se burla, el editor no entiende, y se necesitará gente de la que uno nunca ha oído para convencerlos poco a poco de que el escritor que pone su marca individual en lo que escribe siempre dará ganancia. No basta sólo con intentarlo, porque la clase des estilo en la que estoy pensando es una proyección de la personalidad y es preciso tener una personalidad antes de poder proyectarla. Pero si uno la tiene, sólo puede proyectarla en el papel, pensado en otra cosa. Ésto es irónico en cierto modo. Sigo diciendo que no se puede hacer un escritor. La preocupación por el estilo no lo producirá. Ninguna cantidad de corrección y pulido tendrá ningún efecto apreciable sobre el sabor de lo que un hombre escriba. Es un producto de la cualidad de su emoción y percepción; es la capacidad de transferirlos al papel lo que hace de él un escritor, en contraste con la gran cantidad de gente que tiene emociones igualmente buenas y percepciones igualmente agudas, pero le lleva un millón de kilómetros ponerlas sobre el papel. Conozco a varios escritores hechos. Hollywood, por supuesto está lleno de ellos; sus libros a menudo tienen un impacto inmediato de habilidad y sofistificación, pero por debajo están huecos, y uno nunca vuelve a ellos.

Pensamiento de Raymond Chandler, recogido de "El simple arte de escribir. Cartas y ensayos escogidos". EMECÉ. Barcelona 2004.