Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 13 de diciembre de 2014

P. D. JAMES, REINA DE LA NOVELA NEGRA BRITÁNICA


"La muerte llega a Pemberley con la intención de quedarse"
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Phyllis Dorothy James, conocida por sus millones de lectores con el sobrenombre de P. D. James, es la soberana indiscutible de la novela negra en el Reino Unido. Fallecida el 27 de noviembre pasado a los 94 años de edad en su Oxford natal, la escritora deja una obra que, con refinado estilo, plasma una lúcida estampa de la multiplicidad del ser.

P. D. James es una escritora tardía, publica su primera novela a los 42 años (“Cubridle el rostro”, 1962), seguida de una veintena de títulos sometidos todos ellos al vasallaje de la novela criminal, aunque la autora también sobresale en sus incursiones en otros universos literarios, como es el de la ciencia ficción, donde es notable su obra “Hijos de los hombres” (1992).

La biopsia que James realiza de la sociedad moderna, centrada en  la sustantividad del Reino Unido, es una de las constantes en su deambular literario. Un deambular en el que se manifiesta en primer lugar la figura del inspector de Scotland Yard Adam Dalgliesh, monopolista de 14 de sus títulos y responsable del comienzo de una carrera que descuaja en pleno desarrollo de la autora. La ambición y a la vez la pasión de Phyllis Dorothy James es, desde su más tierna edad, convertirse en escritora. Sin embargo la situación de pocos posibles de su familia le lleva a descuidar sus estudios a los 16 años. En 1941 contrae matrimonio con un estudiante de Medicina, de nombre Connor White, que acaba laboreando para el Ejército. Juntos emprenden una estable existencia familiar hasta que la inhabilitación profesional de White, víctima de los vicios de la guerra, le llevan a su reclusión en una institución.

James, madre por entonces de dos hijas, busca acomodo en la Administración, que le dispensa un puesto en el departamento de Criminología del Ministerio de Asuntos Exteriores. En esos momentos la escritora ve un portillo de luz hacia su vocación literaria. Aún confía en sus posibilidades como demuestra la publicación en 2011 de “La muerte llega a Pemberley”, una versión en negro de la consagrada novela “Orgullo y Prejuicio” de James Austen.

James opta por la novela negra amparada en el convencimiento real de que su literatura va a estar a la altura de los grandes autores del género. “Innocent Blood” (1980), su octava novela, la aúpa a lo más alto del panorama literario internacional y le permite dedicarse en exclusiva a la escritura. Desde ese momento los premios se suceden y de su país le llega la Orden del Imperio Británico además de una baronía que le facilita un escaño vitalicio en la Cámara de los Lores. Sin embargo de lo más orgullosa que se encuentra es de su posición como cabeza de  familia con dos hijas, cinco nietos y siete bisnietos. Hoy, a un mes de su muerte, evocamos su recuerdo con las palabras de la editorial a la que se mantiene fiel hasta su muerte: "Fue una persona excepcional en todos los aspectos, una inspiración y una muy buena amiga para todos nosotros. Para Faber & Faber ha sido un privilegio poder publicar sus libros". Y para nosotros, sus lectores, leerlos.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------