Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

lunes, 8 de diciembre de 2014

UN SIMPLE ACTO DE VIOLENCIA. (R. J. Ellory)

UN SIMPLE ACTO DE VIOLENCIA (A Simple Act of Violence)
R. J. Ellory
TRADUCCIÓN: Jorge Rizzo Tortuero
R.B.A. Noviembre 2014
http://www.rjellory.com/

"Los secretos mejor guardados son los que todo el mundo puede ver"
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
“Catherine Sheridan no puede seguir luchando. No quiere hacerlo. Tiene rota el alma. Deja de  resistirse. Siente como va cayendo al suelo, como él la va soltando, y piensa: No soy yo quien tiene que seguir viviendo sabiendo lo que hicimos… Gracias a Dios por las pequeñas cosas”.
Washington se encuentra sumida en una ardua campaña electoral. La capital de Estados Unidos, sede del gobierno federal, con una historia centenaria, con sus museos, su arquitectura, sus calles arboladas, su  eficiente red de metro, aún tiene sombras, rincones oscuros y barrios peligrosos. Aún se cometen asesinatos a diario. A pesar de ello nadie quiere oír hablar de crímenes en serie y brutales homicidios. Nadie quiere apartar la vista de la lucha que está teniendo lugar allí mismo. Agresivos anuncios partidistas, contraataques de la oposición, millones de dólares gastados para asegurarse que Bush mantiene el poder. Pero cuando los periódicos informan de un cuarto asesinato, cuando el nombre de Catherine Sheridan sale a la luz, cuando el nombre del asesino y los detalles de sus horrendos crímenes son revelados, pocas personas pueden ignorarlo.

La novela se desarrolla a lo largo de dos historias que convergen. En la primera de ellas se recoge como el detective Robert Miller es asignado a la causa. Él y su compañero Al Roth comienzan la tarea de buscar una relación entre las referencias cruzadas de los detalles de cada escena del crimen. Rápidamente las cosas empiezan a complicarse. Oficialmente las víctimas no existen. Sus cadáveres se encadenan, golpeados y estrangulados, empapados en lavanda, con una cinta alrededor de sus cuellos. No se encuentra familia conocida, amigos, historia, ni identidades reales. Sus datos personales no se están registrados en cualquiera de los sistemas conocidos. Entre más trabaja Miller, menos sentido le encuentra al caso. Y los hechos que descubre cada vez son más inquietantes. Comienza a enfrentarse a verdades tan alejada de su propia realidad que empieza a temer por su vida.

En la otra historia, que se desarrolla de forma paralela a la primera, Ellory mezcla la investigación con las memorias de un hombre que rememora su adoctrinamiento y su incorporación a la CIA dos décadas antes. Su nombre es John Robey. En la actualidad ejerce como profesor universitario de literatura. No se le conoce familia. Su coeficiente intelectual es muy alto. No atesora pasado ni ostenta afiliación política alguna. Es un solitario. Nunca ha tenido una relación con una mujer que haya adquirido el calificativo de significativa. Su objetivo en la vida es hacer algo útil e importante. El enfrentamiento entre Miller y Robey sobreviene de forma inevitable con el devenir de la lectura. Y al tiempo el lector toma conciencia que, así como en Estados Unidos los más pobres y desvalidos son adictos al crack y a la cocaína, los más opulentos lo son al poder y a la manipulación. 
“Un simple acto de violencia” es una novela acerca de la confianza, la amistad y las creencias. Es una exhibición de la brutalidad, de las operaciones encubiertas, el poder de la avidez y la naturaleza engañosa de la corrupción. Es también una historia de amor y confianza. 
Estamos ante un libro con todo lo que un seguidor de la ficción moderna de misterio puede esperar; una trama intrincada y una tensión insufrible, sazonadas ambas con la polémica y la reflexión social. R. J. Ellory se nos presenta con un volumen sólido e interesante donde, a partir de un apasionante relato de una investigación de asesinatos en serie, en Washington DC, moldea una crítica a la política exterior de Estados Unidos y a los períodos más miserables de los anales de la CIA –sus actividades impactantes en Nicaragua, financiadas por el contrabando de toneladas de cocaína a Estados Unidos-. "Ésta es la Agencia Central de Inteligencia, la CIA. Es el corazón de Estados Unidos, donde nos encargamos de que todo lo que lees en la Constitución y en la declaración de Derechos se haga realidad". Todo ésto sin dejar de lado el atractivo del entretenimiento es un elogio a la habilidad consumada de este escritor.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------