Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

jueves, 6 de agosto de 2015

COSECHA ROJA. (Dashiell Hammett)

COSECHA ROJA. (Red Harvest)
Dashiell Hammett
TRADUCCIÓN: Fernando Calleja
ALIANZA EDITORIAL, S. A. 2013
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
COSECHA ROJA, uno de los títulos fundacionales del género negro, es la consecuencia de lo que Hammett -exdetective de la agencia Pinkerton- había ido atesorando en sus relatos publicados en la revista «pulp» Black Mask. Los textos de estas narraciones cortas proponen un distanciamiento singular respecto a la novela tradicional de detectives. La resolución del misterio deja de ser el aspecto central de la narración para dar paso a la crítica social o al análisis moral más velado. En esta novela, suma de cuatro relatos mensuales publicados dos años atrás en Black Mask, Hammett manifiesta su empeño en desenterrar la corrupción al tiempo que se adentra en las entrañas de una sociedad donde la descomposición moral se manifiesta a flor de piel. En general, en la novela negra, según las pautas actuales, resolver el misterio no es el objetivo primario; la excelencia que abarca el noir es mucho más profunda que la que se pueda derivar del mundo de Auguste Dupin o Sherlock Holmes, por proponer un ejemplo. En la novela negra la responsabilidad del crimen alcanza tal dimensión que nadie está libre de culpa. En ella no existe un final claro que nos haga concebir que el bien ha triunfado sobre el mal.

En este ambiente de contrastes morales emerge la figura del detective sin nombre de COSECHA ROJA, -«Pertenezco a la sucursal de San Francisco de la Agencia Continental de Investigaciones», esto es todo lo que sabemos de su procedencia-  un tipo bajo, achaparrado y de mediana edad; un personaje solitario y cínico, ya de vuelta de mil casos y con un sentimiento emocional insobornable, cien por cien granítico. «Op» -de “Operador”, como le conocen allá por las Américas- es el antihéroe de los bajos fondos que Hammett nos legó en herencia como notable e imperecedero protagonista del noir. Hammett creó un arquetipo de investigador moralmente involucrado en la trama y sumamente realista en sus procedimientos. Un averiguador de situaciones y circunstancias que utiliza unas maneras que el autor manejaba ya de primera mano de sus años de laboreo en la Pinkenton de Baltimore y a las que encontró acomodo en su literatura. «Op» maneja tanto las líneas de investigación productivas como las que quedan abortadas, líneas de cuya existencia tiene conocimiento de primera mano el lector, lo que hace que la intriga resulte mucho más creíble, y nos permita «padecer» los aprietos y las desilusiones del protagonista.

La otra gran aportación de Hammett al género negro fue el estilo. En COSECHA ROJA deja constancia de una narrativa poblada de frases breves y contundentes, desvestida de adornos superfluos, y de una habilidad desconocida hasta el momento para describir situaciones y personajes con cuatro trazos. Su capacidad de síntesis y su tono abandonado sin llegar al extremo de la pesadumbre, acusador sin caer en la recriminación, se han convertido en modelo a seguir para los novelistas actuales.

COSECHA ROJA narra la historia de un detective anónimo de una agencia de San Francisco -«Op» para los afectos- que llega a Personville (conocida en la jerga popular como Poisonville, literalmente «ciudad ponzoñosa»), una pequeña localidad minera martirizada por bandas de gánsteres y podrida de corrupción hasta los tuétanos. 

  • «La primera persona a quien oí llamar Poisonville a la ciudad de Personville fue un zafrero pelirrojo... Unos años más tarde fui a Personville y entonces comprendí mejor el porqué.»

Un poderoso empresario local -Elihu Willson, apodado «El Viejo»- amo incuestionable de la ciudad, tiene sobornados a políticos, periodistas y policías, al tiempo que siente amenazado su poder por líderes rivales, motivo por el que decide contratar al sabueso «Op», por un buen puñado de dólares, para que «haga limpieza» en esta pequeña ciudad minera. Apenas ha arribado «Op» a Personville cuando se tropieza con el hecho irrefutable de que Don Willson –hijo del «Viejo Elihu»- ha ido a sentarse a la diestra de Dios Padre sin despedirse siquiera de sus deudos. Así que el Agente de la Continental proyecta una limpieza «en seco», a fondo y con centrifugado incluido. Como adelanto le endilga a Willson la siguiente diatriba ante la vuelta atrás de aquel en sus iniciales intenciones de purgar la ciudad de malhechores: «No me grite. No le voy a dar a usted nada excepto una ciudad bien limpia... Ahora me voy a divertir yo. Tengo sus diez mil dólares para jugar con ellos. Y los voy a utilizar para abrir a Poisonville en canal desde la nuez a los tobillos». El método que se propone emplear es muy antiguo en el tiempo y tiene como base la popular proposición «divide y vencerás»: el objetivo de «Op» es desatar una guerra entre las distintas facciones criminales que acabe con la destrucción total de todas ellas. Ya en el capítulo veinte, este personaje diamantino e inquebrantable, durante una conversación con Dinah Brand, muestra su disgusto por el número de asesinatos ocurridos hasta entonces:

  • «Esta maldita ciudad se está apoderando de mí. Si no me voy pronto me voy a volver tan rudimentariamente sanguinario como los naturales. ¿Qué ha pasado? Docena y media de asesinatos desde que estoy aquí: Donald Willson; Ike Bush; los cuatro italianinis y el agente de Cedar Hill; Jerry; Lew Yard; Jake el Holandés; Whalen el Negrito y Put Collings en Silver Arrow; Nick el Grandullón, que me cargué yo; el rubio que el Susurro mató aquí; Yakima el Bajito, el que entró en casa de Willson; y ahora Noonan... Eso suma dieciséis en menos de una semana y los que vendrán.»

El 12 de junio de 1942 el selecto André Gide, en su “Journal”, escribe el siguiente comentario: «He leído con vivísimo interés (y ¿por qué no atreverme a decir que con admiración?) COSECHA ROJA, de Dashiell Hammett». Gide deja claro que admiraba COSECHA ROJA. Para Gide COSECHA ROJA era la mejor novela de Hammett. Y tenía motivos para pensar así. «Esos diálogos, conducidos con mano maestra, son cosa para enfrentarla con Hemingway y hasta con Faulkner; todo el relato mismo es de una habilidad y un cinismo implacables... En ese género particular es lo más notable que he leído». COSECHA ROJA es una novela que entretiene, sin concesiones al gusto vulgar, la superficialidad y al efectismo. Es una novela que aporta realidad, consistencia e interés. Dashiell Hammett escribe en la época en la que la Ley Seca y las  bandas de gánsteres daban a la vida un carácter incierto y las obras del escritor adquieren ese tono hard-boiled que sirvió luego para denominar a tal clase de novelas. El escritor supo ver y expresar aquel ambiente especial dotándolo de un valor novelesco indudable. El paso ágil y alerta de la acción presiden las páginas de COSECHA ROJA, una novela inmortal, pionera del género negro.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------