Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

jueves, 13 de agosto de 2015

CUCARACHAS. (Jo Nesbø)

CUCARACHAS (Kakerlakkene)
Jo Nesbø
TRADUCCIÓN: Bente Teigen Gundersen y Mariano González Campo
PENGUIN RANDOM HOUSE GRUPO EDITORIAL, s. A. U.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué sucede con los escandinavos? Tienen la más alta calidad de vida del mundo, gracias a su actitud hacia el bienestar social y el paternalismo estatal. Tienen paisajes sublimes y una mitología realmente genial. Y, sin embargo, culturalmente, los países nórdicos se encuentran entre los principales comerciantes de la desesperación, la muerte y la destrucción del mundo. Sus músicos –black metal- son conocidos principalmente por la profanación de cementerios, las amenazas de muerte a sacerdotes, los asesinatos y suicidios, y la quema de iglesias monumentales e históricas. Sus películas juegan al ajedrez con la muerte y la pérdida de la fe en Dios. Y sus exportaciones culturales más populares se centran en novelas policiales y programas de televisión poblados de asesinos en serie, sádicos, niñas a las que sus violadores tatúan a la fuerza, nazis y detectives abotargados e impregnados de alcohol.

Considérese cuántos escritores interesados en la novela criminal escandinavos existen y cuán espeluznantes son las historias que cuentan. Una lista parcial tendría que incluir al sueco Henning Mankell, Håkan Nesser, Karin Alvtegen y a Stieg Larsson; al islandés Arnaldur Indriðason; a los melancólicos daneses Peter Høeg y Jussi Adler-Olsen y a los noruegos Karin Fossum y Jo Nesbø. ¿Qué explicación tiene todo esto? ¿Es una cuestión climática? Lo único cierto es que el mundo es oscuro y congelado según la noir nórdica, y también lo es el corazón humano.

El embajador noruego en Tailandia, Atle Molnes, es encontrado muerto de una puñalada en un motel cuestionable (seamos claros, en un burdel) en las afueras de Bangkok. Harry Hole -un oficial altamente insubordinado, alcohólico y adicto a la vitamina B12, pero también el más brillante detective del escuadrón contra el Crimen de Oslo– es enviado a colaborar con la Policía tailandesa en pos de la resolución del asesinato, todo ello antes de que el escándalo alcance los titulares de los periódicos.

La primera parada de Harry en Bangkok es la Embajada de Noruega, donde toma conciencia rápidamente de las agitadas pasiones que están latentes justo-justo debajo de la superficie. La profunda rivalidad profesional entre los diplomáticos de carrera y los nombramientos políticos a dedo -de los cuales el fallecido embajador formaba parte- se mezcla con los secretos vergonzosos de la familia del propio embajador y la vida privada de todo el personal de la embajada, diplomáticos noruegos y empleados tailandeses por igual.

Hole descubre que el embajador había perdido mucho dinero en las apuestas de carreras de caballos -un pasatiempo, por lo que se ve, muy popular en Tailandia- y se había convertido en deudor de los usureros profesionales tailandeses. Partiendo de estas premisas, Harry -junto a sus nuevos compañeros de la Policía de Bangkok- se introduce en los barrios más oscuros de la ciudad, donde la delincuencia encuentra terreno abonado para sus quehaceres, hecho que tiene como consecuencia algunos enfrentamientos espectaculares y violentos, pero que no deja ningún rastro real sobre el asesinato del embajador.

La pista más importante es, sin embargo, la que proporciona el arma del crimen, un cuchillo tailandés usado por los sami de la Noruega del norte. Esto parece indicar que el Embajador fue asesinado por un criminal noruego, y lleva a considerar a los miembros de la pequeña colonia noruega de expatriados en Tailandia como los principales sospechosos del asesinato. Estos compatriotas de Harry Hole, esparcidos a través de Bangkok, son un grupo muy variado que abarca desde un anciano cuyo hogar está lleno de fotos de Grieg y Nansen y paisajes de los fiordos noruegos hasta una vívida mujer joven y frágil que se deleita con el ruido interminable del tráfico de la capital tailandesa. Todos llevan Noruega en su sangre, conservan sus acentos regionales distintivos al tiempo que los recuerdos de su lugar de procedencia. El pasado noruego de estos personajes proporciona a Hole las pistas capitales de los oscuros secretos que alberga la actual Tailandia. Pedófilos noruegos que aprovechan la floreciente industria del sexo para explotar a chicos jóvenes con la más absoluta impunidad; empresarios noruegos despiadados que no se detienen ante nada con tal de ganar contratos muy lucrativos para renovar el congestionado sistema de transportes de Bangkok...

Pero ésto no interesa sacarlo a la luz. Los jefes de la policía de Bangkok y de Oslo, en urgente consulta telefónica intercontinental, intentan dar el carpetazo a la investigación de Hole y enviarlo a casa. Cuando él se niega obstinadamente, se utilizan medios realmente crudos para detenerlo, incluidas las amenazas, el chantaje y un intento de acabar con su vida por medio de un asesino chino contratado por la mafia local.

Con el tiempo contado, Harry debe enhebrar a través de un laberinto de pistas engañosas y falsas, una desmarañada    madeja y determinar cuál de entre varios expatriados noruegos, aparentemente respetables, es el asesino meticuloso y despiadado que busca.

El verdadero valor de la novelística de Jo Nesbø hay que buscarlo en su protagonista, Harry Hole, convertido ya en un personaje de culto desde el primer libro de la serie. Harry Hole es un auténtico antihéroe. En «Cucarachas» los pasajes que exploran su vida, sus demonios internos y la relación con sus seres cercanos, no pasan inadvertidos.

El comienzo de la novela se desarrolla con ritmo rápido, a veces vertiginoso, despidiendo peligro así como pistas vitales de manera continua. Con el discurrir de las páginas, no obstante, la trama va perdiendo frescura hasta adquirir una cadencia que se puede adjetivar de «manida». No es precisamente ésta la mejor novela de Nesbø desde el punto de vista esquemático. Con todo, la magistral sensibilidad del escritor para crear personajes auténticos, fuertes y fascinantes, que se mueven como pez en el agua en un laberinto de mentiras y maldad, así como una investigación repleta de traición y venganza confieren a esta obra un carácter atractivo para el amante del género negro.  
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------