Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

domingo, 24 de abril de 2016

LA SANGRE DE LA ORQUÍDEA. (James Hadley Chase)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
LA SANGRE DE LA ORQUÍDEA (The Flesh of  The Orchid)
James Hadley Chase
TRADUCCIÓN: Lucrecia Moreno y María Faidella
EMECÉ EDICIONES
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Esta historia, digna secuela de la magnífica “No hay orquídeas para Miss Blandish”, es parte de la vida de Carol, nieta del millonario Blandish e hija póstuma de Miss Blandish. Recuérdese que la hija de Blandish fue raptada por un depravado loco -Slim Grisson- y que estuvo en sus manos unos cuatro meses. Miss Blandish se suicidó, se arrojó desde una ventana antes de que su padre se comunicase con ella. Murió a consecuencia de sus heridas. Antes de morir, sin embargo, la muchacha tuvo una hija, Carol. Criada por padres adoptivos, a los diez años se volvió taciturna y comenzó a tener violentos accesos de furia. A los diecinueve fue declarada insana e internada en una institución psiquiátrica. Blandish le legó en herencia una suma de seis millones de dólares, eso sí, con algunas condiciones en su voluntad.

La novela comienza cuando Carol escapa del sanatorio psiquiátrico Glenview, al año y poco de ser internada allí. Las personas que anhelan la herencia de John Blandish deben encontrarla en dos semanas o el dinero, según las disposiciones testamentarias de aquél, irá a parar a Carol. Steve Larson, un granjero solitario que se dedica a la cría de zorros plateados, de regreso a su granja –Silver Fox- junto a su hermano Roy, se tropieza con un camión destrozado junto a la carretera. Ve a Carol en él y se la lleva a su granja. Roy, egoísta contumaz, comienza a pensar en la obviedad de los sucesos. Una noche trata de acercarse a Carol, pero ella le ciega con sus uñas. Tan pronto como Roy pierde la vista, Carol huye. 

Los hermanos Sullivan (Max Geza y Frank Kurt), dos cuervos negros que trabajaron con anterioridad en un circo lanzando cuchillos en la oscuridad, están al acecho en busca de Roy. Incluso después de haber cometido más de dos docenas de asesinatos, la policía no tiene ninguna evidencia de ello. Lo cierto es que se presentan en la granja y asesinan a Roy. Steve, junto a Carol, huye en su coche. Así que ahora los hermanos Sullivan deciden asesinarlos a los dos. Aparece en escena un periodista -Phil Magarth-, que siguiéndole la pista a los cinco mil dólares que se ofrecen en recompensa por la captura de Carol, decide involucrarse en el asunto. Carol es capturada por un médico local que ha visto la noticia en los periódicos, y avisa a la policía. Magarth la ayuda a salir del trance y luego recluye al herido Steve en casa de su amante Veda, una mujer adinerada que anhela casarse con él. Los hermanos Sullivan se presentan allí y pasaportan al otro barrio a Steve Larson y a dos policías que vigilan la casa. Carol, sometida a la terrible tensión generada por la muerte de su amado Steve, adopta la personalidad de insana, y ciega a Frank Kurt. Hasta aquí llega el desarrollo más importante de la historia. A partir de este momento uno siente como si se encontrara ante una aventura totalmente nueva. Carol roba a Max todo su dinero, hecho que le provoca a éste una apoplejía. Carol, a su vez, es atacada en su habitación de hotel por un intruso, y ambos –Max y Carol- son internados en el mismo hospital, en habitaciones enfrentadas. Incluso en una situación de este tipo Max se entera de que Carol se encuentra en el mismo hospital que él y decide asesinarla. ¿Tendrá éxito? Los acontecimientos finales se suceden a una velocidad y con una tensión de infarto. Los hermanos Sullivan generan mucho miedo, especialmente Max. Él realmente horroriza. 

«La sangre de la orquídea» tiene suficientes argumentos por si sóla para ser una excelente novela. Pero de ninguna manera podemos compararla con su precuela, “No hay orquídeas para Miss Blandish”, una de las narraciones más fascinantes que ha engendrado jamás la novela negra. Es, eso sí, una ficción al más puro estilo “hard-boiled”, un relato duro, cruel, con crímenes y revanchas, y todo ello a un ritmo endiablado desde su inicio hasta la última página. Es ésta una historia mucho más sórdida y brutal de lo que sugiere. Contempla asesinatos, un número no evaluable de homicidios y agresiones, -como la que Carol aplica a Roy, a quién llega a dejar ciego-, la humillación de la propia  Carol Blandish, y muchas más tropelías de la misma especie. Como conclusión podemos considerar que el relato da por sentado que la corrupción es la conducta humana más completa.

«La sangre de la orquídea», como todas las obras de Hadley Chase, está cargada de una sexualidad explícita, que se manifiesta constantemente en el lenguaje y las actitudes de los personajes. El tratamiento sádico que Chase aplica a la mujer en sus historias le acarreó múltiples problemas con las autoridades y los críticos del momento. Las feministas podrían decir mucho acerca de la visión de Chase sobre los roles sexuales de la mujer. A diferencia de la mayoría de los libros que se ocupan del sadismo sexual, «La sangre de la orquídea» pone el énfasis en la crueldad y no en el placer. 

Los verdaderos puntos álgidos de la narración hay que buscarlos  en las atrocidades cometidas por unos hombres sobre otros hombres. Todo el tema gira en torno a la lucha por el poder y el triunfo de los fuertes sobre los débiles. Los grandes mafiosos acaban con los más pequeños tan despiadadamente como el pez grande engulle al chico en un estanque. 

La moralina a la que están sujetas sus tramas, su homofobia, su misoginia, sus conservadoras manifestaciones ideológicas, sus inverosímiles rescates y heroísmos, sus repetitivas estructuras narrativas, convierten a Chase en un escritor discordante y contradictorio. No obstante, ¿quién es capaz de negarle a este autor su capacidad de seducción y su poder de mantenerla página a página hasta el final? 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------