Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 7 de mayo de 2016

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO. (Petros Márkaris)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO (Titloi Telous)
Petros Márkaris
TRADUCCIÓN: Ersi Marina Samará Spiliotopulu
TUSQUETS EDICIONES S.A.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tras la tremenda recesión a la que se ha visto sometida Grecia estos últimos años y de la que todavía no ha podido despojarse -y es muy posible que no lo haga en mucho tiempo- resulta especialmente conveniente leer a Petros Márkaris para entender mejor un Estado, una sociedad y a unas gentes que han sido atacadas de forma despiadada por la crisis. Una crisis que, naturalmente, no es solo de ahora, sino que tiene unas profundas raíces en la historia reciente del país. Pocos escritores como Petros Márkaris han retratado mejor la Grecia de la calle, sus tensiones, riquezas y miserias, así como la corrupción de su clase política y empresarial. Por éso sus novelas son un referente a la hora de interpretar el pensamiento de unos ciudadanos asolados por la quiebra. Sin embargo el propio autor reconoce que, aunque la crisis dura lo suficiente como para escribir un nuevo libro, no lo hará: “Lo dejo porque estoy exhausto, tengo que cambiar de tema.”

«Hasta aquí hemos llegado» está considerada por el propio escritor griego como una especie de epílogo a la llamada «Trilogía de la Crisis», que contempla los títulos «Con el agua al cuello», «Liquidación final» y «Pan, educación y libertad». En esta cuarta entrega la gente asume el papel protagonista. «Me di cuenta de que había abordado la banca, la evasión fiscal y la generación de los políticos que nos metieron en ésto. Me faltaba la gente. La cuarta es sobre la gente común». 

«Hasta aquí hemos llegado» comienza con la agresión de Katherina, hija de Jaritos, a quien éste localiza tendida de espaldas en el suelo delante de la entrada del edificio de los Juzgados de Atenas. Unos desconocidos le han propinado una paliza de muerte ante la indiferencia de los transeúntes. Recordemos que Katherina ha elegido dedicarse a defender a las minorías débiles de inmigrantes, y es por ello que en el momento de su agresión se disponía a acudir a un juicio acompañada de dos clientes africanos. Los agresores pertenecen al cada vez más numeroso partido neonazi «Amanecer Dorado». La escena, cómo no, es colgada en internet con posterioridad. Pero esta historia aunque parezca primordial solo es una parte del cuadro que pinta Márkaris para que el lector se haga una idea del momento que atraviesa Grecia. A este ataque, se suma la aparición del cadáver de un alemán de origen griego, propietario de una empresa de energía eólica. No será éste el único. Los crímenes, que se van sucediendo en una diabólica espiral -tras esa muerte de este señor llegarán las del dueño de una academia privada y la de un “aprovechado” que trabaja con la Administración-, van acompañados de un manifiesto firmado por los autodenominados «Griegos de los Años Cincuenta», una agrupación que fiel a las tradiciones, mata con revólveres cosechados esos años. Este extraño grupo pone en el candelero un pasado, el de la Guerra Civil Griega, desatada en los años cuarenta. Quizás lo que representan, apunta alguien, sea cierto espíritu de aquella generación sacrificada que se esforzó por sacar el país adelante. Una generación que quizá ahora desea que se haga justicia.

A mediados de la década de los noventa Petros Márkaris dio vida a su comisario Jaritos y comenzó a publicar sus singulares casos. Con Jaritos hemos recorrido las calles de Atenas durante el período preolímpico y con él hemos padecido los rigores de la crisis que ha fustigado a su Grecia natal. Representante de la novela policíaca mediterránea junto a Andrea Camilleri y Manuel Vázquez Montalbán, Petros Márkaris no ha perdido en todos estos años un ápice de su dominio narrativo, dosificando con habilidad los hechos en un estilo directo y ágil y con unos diálogos muy creíbles. Los cuentos protagonizados por el comisario Kostas Jaritos se han convertido en la lanzadera de la literatura griega actual dentro del panorama literario europeo, y los cuatro relatos que retratan la devastadora crisis que asola el país no hacen sino confirmar la importancia de la escritura negra, la escritura urbana por excelencia, a la hora de reproducir el espacio y la sociedad y hacer creíble la trama. 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------