Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

domingo, 29 de enero de 2017

LA ENTREGA. (Dennis Lehane)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
LA ENTREGA (The Drop)
Dennis Lehane
TRADUCCIÓN: Magdalena Palmer
SALAMANDRA BLACK
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
«The Drop», traducida al español como «La entrega», es una novela con una génesis inusual y más corta y menos complicada de lo habitual. La historia comenzó cuando se le pidió a Lehane que adaptara uno de sus cuentos, «Animal Rescue», a la gran pantalla. A pesar de que algunas de sus novelas habían tenido un gran éxito en el cine, éste era su debut como guionista, y precedió a la escritura del libro, generando lo que podría ser considerado algo así como «una novela de la película». Sin embargo el libro es más rico que la mera recreación de la película, porque el autor es capaz de introducirse dentro de los pensamientos de los personajes, cosa que la película, en general, no logra alcanzar. Y éste punto de vista particular, esta introspección en el personaje, es crucial para interpretar la personalidad de Bob Saginowski, el protagonista de la obra.

«La entrega» se recrea en el pueblo de East Buckingham, en los barrios obreros de Boston en los que creció Lehane; el Boston proletario, el Boston frío y azotado por la nieve y el viento, allí donde el escritor ha desarrollado gran parte de su ficción. Y allí precisamente es donde Bob Saginowski, un personaje solitario, trabaja en Cousin Marv´s, detrás de la barra del bar. Bob, aparte de desgarbado y larguirucho, es un buen tipo pero se siente solo; las mujeres no le encuentran atractivo maldito. Su único amigo es su jefe, el dueño del bar, su primo por parte de madre, Marv. Todos los hombres del vecindario guardan un pasado turbio, y el primo Marv no es una excepción. Marv había liderado una banda a finales de los años ochenta y principios de los noventa. Se dedicaban a los préstamos y a la consiguiente obligación de devolverlos. Ahora ocupa su tiempo trapicheando con material robado. Aunque no es ningún secreto, no todo el mundo sabe que el primo Marv no es el verdadero dueño del bar que lleva su nombre; en realidad le echaron unos mafiosos chechenos a empujones de su propio negocio. Y son éstos quienes utilizan ahora el bar como telón de fondo de lo que parece ser el centro del dinero negro de las apuestas que controlan las mafias locales. Los chechenos le reclaman, tanto a Marv como a Bob, unos cinco mil dólares que les fueron sustraídos por un par de maleantes en un atraco.

Bob ama a su iglesia y acude diariamente a la misa diaria de siete en la parroquia de Saint Dominic. Él es un católico de la vieja escuela, de aquellos de «los tiempos en que se hablaba mucho del limbo y aún más del purgatorio». Le agrada la belleza tradicional de la iglesia antigua. Encuentra la paz allí. Y allí también se tropieza con al agente Torres, un devoto católico obsesionado con el juicio final y el sentido de la vida, un hábil policía caído en desgracia por sus excesos alcohólicos. Una purga más que satisfacer. «Todo comenzó cuando de pequeño había sabido con absoluta certeza que iba a morir. Quizás no aquel mismo día, pero iba a morir. Aquella certeza se instaló como un reloj en su cabeza y su corazón... Y a Evandro le dio por rezar. Y por ir a misa. Y leer la Biblia y tratar de experimentar todos los días una intensa comunión con el Señor Nuestro Salvador y Padre Celestial... Y beber demasiado.»

En realidad Bob siente que su vida se le escapa y busca razones para aferrarse a ella. «La mala suerte de Bob en la vida no era sólo que lo hubiesen criado unos padres viejos y simplones, sin amigos ni relaciones. La auténtica mala suerte era que esos padres lo habían malcriado, asfixiado tan completamente en un amor desesperado que Bob nunca había aprendido a sobrevivir del todo en un mundo de hombres». Sin embargo, todo parece cambiar para Bob cuando una noche tropieza con un cachorro de pit bull enfermo; una cría golpeada y muerta de hambre, abandonada en un bote de basura. Éste hecho le ayuda a conocer a una chica llamada Nadia Dunn, fea y solitaria, rara y a veces inquietante, de pasado oscuro y devenir incierto. A partir de entonces su vida, la vida de Bob, comienza a derivar hacia lo extraño. La conexión con el perro y la mujer demuestra que su transformación va en serio. Sin embargo, ésta no va a ser fácil. Se rumorea que un matón loco y asesino, inadaptado y violento, que responde al nombre de Eric Deeds, anda diciendo que el perro y la mujer son suyos. La vida de Bob es por entonces un infierno, atormentada por sus neuras, por Deeds y la presión de los chechenos, pero ahora Bob tiene un par de cosa a las que aferrarse.

Hay un par de aspectos interesantes en «La entrega» que es conveniente destacar. Sabemos que los animales son utilizados a menudo como un elemento del diagrama capaz de generar simpatía con el personaje, con su dueño. Pero aquí Dennis Lehane utiliza el perro como un agente curativo para Bob Saginowski. Bob es capaz de cuidar del perro, pero Bob necesita al perro más que éste a aquél. Y ahí radica el atractivo de la relación entre ambos. Ahí radica la causa de la sacudida que experimenta la naturaleza de Bob como «compañero» del animal. Por otro lado es interesante reseñar que «La entrega» está escrita en tercera persona, y si hay un escritor contemporáneo que domine ésta técnica es Lehane. El escritor es un narrador testigo, incluido en la narración como observador, que nos relata lo que presencia y ve. Y así, bajo su pluma el primo Marv suena como un idiota codicioso; Eric Deeds como un psicópata y los soldados de Umanov como mafiosos de hojalata.

También se conjuga aquí el interés por recrear una historia de amor bien redonda, con un desagradable matón, con un policía católico y un cachorro herido que cuidar. Pero el objetivo real del cuento son los intentos de Bob por hacer lo correcto en un mundo moralmente gris; sus esfuerzos por vivir una buena vida, aun a expensas de que el mundo no se lo permite.

En definitiva que nos encontramos ante un cuadro vivo de un barrio duro y desolado, donde unos personajes desesperados tratan de encontrar un camino a través de sus problemáticas vidas, un impresionante y desesperanzado fresco de los barrios obreros de Boston, una historia plagada de personajes que no tienen nada que perder porque nunca fueron capaces de atesorar nada. Una historia poblada de gente que nació con las cartas marcadas. Una historia, pues, de pequeños delincuentes y de grandes  personajes. Una pieza brillante en la creación de un autor en la cima de su carrera literaria.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------