Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

miércoles, 24 de junio de 2015

POR AMOR A IMABELLE. (Chester Himes)

POR AMOR A IMABELLE (A Rage in Harlem)
Chester Himes
TRADUCCIÓN: María Dolores Ábalos
EDICIONES AKAL, S. A., 2009
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Jackson es un negro gordinflón, con encías moradas y dientes blancos como perlas, que trabaja para un empresario de pompas fúnebres. Jackson está perdidamente enamorado de  Imabelle, una joven de labios carnosos, cuerpo ardiente y piel canela, de pícaros ojos castaños y amplias caderas, quien le ha presentado a un hombre –Hank- que es capaz de aumentar el valor del dinero; convierte los billetes de un dólar en billetes de diez y, a su vez, éstos en billetes de cien. Jackson invierte los ahorros de toda una vida –mil quinientos dólares, en ciento cincuenta billetes de diez- en el procedimiento de Hank, una fórmula de invención propia para tratar químicamente el papel, que le debe reportar quince de los grandes. La tal fórmula consiste en introducir el dinero en el horno de la cocina de su casera y esperar... sólo que esta vez la espera termina con una explosión de tal potencia que la puerta del horno queda desvencijada. -¡Has sido tú, cabrón! ¿Me has reventado la cocina!-, exclama la casera cuando descubre el entuerto. A partir de ese momento todo va de mal en peor para Jackson. Un policía corrupto se presenta en el lugar de los hechos y le levanta doscientos dólares por evitarle el incómodo “placer”  de pasar la noche en chirona. Los doscientos dólares, como no, salen de la caja fuerte de su jefe, el empleado de pompas fúnebres. La diferencia del robo –que asciende a quinientos dólares- la invierte en un garito de juego y...  y Jackson se encuentra sin trabajo, sin dinero y sin Imabelle. Desesperado por buscar solución a sus males recurre a su hermano Goldy, quien cree poderle ayudar. Goldy, monja de día y mujer respetable de noche,  vive con otros dos colegas en la planta baja de una antigua mansión de piedra. Los tres se disfrazan de mujer y viven de su ingenio.

Jackson, su hermano Goldy, varios matones, ciertos líderes religiosos y madamas de las calles de Harlem pueblan las páginas de esta breve novela. El trazado es hábil, con una fijación perfecta y convincente de las piezas y un ritmo constante. La secuencia descriptiva de lugares y circunstancias refleja vivamente la desesperación y la crueldad de la vida de todos aquellos que se ven atrapados por la injusticia social. La obra está llena de humor, humor tras el que subyace una rabia contenida por la difícil situación de los personajes de color que respiran en la pobreza y la desesperación bajo las diferentes leyes de los blancos. Es por ello que la hilaridad que se  desprende de sus páginas coge desprevenido en multitud de ocasiones al lector. La inocencia de Jackson, en una sociedad de oportunistas avezados y violentos, hace que la conciencia social de la novela se convierta en molesta e incluso, por momentos, en demasiado explícita. Atrapados dentro de los límites asfixiantes de una comunidad caníbal –la sociedad blanca- los hombres y mujeres de Harlem –en general, la colectividad negra- es incapaz de detener un fenómeno, el racismo, que se encuentra tan arraigado y adquiere tan gran alcance, que no tienen más remedio que recurrir a una delincuencia que no puede reportarles un final feliz.

Dos detectives negros, Coffin (Ataúd) Ed Johnson y Grave Digger (Sepulturero) Jones, se involucran en la búsqueda de los autores de la estafa. Aunque el libro es considerado como el primero de la serie sobre Harlem, donde estos detectives desempeñan un papel protagonista, en esta novela su presencia es precaria y hasta cierto punto testimonial. Sin embargo, su alegoría como detectives negros encargados de mantener la delincuencia, el sexo y la violencia bajo control en Harlem, es fundamental, tanto en términos de acción como de la moral subyacente.

La versión que Himes hace de Harlem es la de un lugar donde las pasiones turbulentas -tanto la violencia como los actos sexuales- pueden entrar en erupción con un solo latido del corazón, o con el simple accionamiento de una navaja. En su novela, por momentos, el sexo y la violencia se dan la mano.

  • «El alarido de Goldy se  confundió con el aullido de la locomotora cuando el tren pasó por encima de sus cabezas sacudiendo todo el barrio. Sacudiendo a los negros que dormían en camas  llenas de piojos. Sacudiendo los huesos decrépitos, los músculos doloridos, los pulmones tuberculosos y los fetos inquietos de las chicas solteras. Sacudiendo el yeso de los techos y el mortero de los muros de ladrillo. Estremeciendo a las ratas de los pasadizos y a las cucarachas que se arrastran por los sumideros de las cocinas  y por las sobras de comida y a las moscas dormidas que, formando masas informes como las abejas, hibernan en los marcos de las ventanas. Sacudiendo a las chinches, gordas y saciadas de sangre, que explotan la piel negra. Haciendo saltar a las pulgas. Estremeciendo a los perros y los gatos dormidos sobre mugrientas esteras. Desatascando los retretes obstruidos por las inmundicias.»

Coexisten con los anteriores otros instantes en que Harlem se representa en términos que combinan una huella de realismo con una pizca de surrealismo daliniano:

  • «Mirando hacia el este desde las torres de la iglesia de Riverside, asentada en medio de los edificios universitarios, a orillas del río Hudson, se divisa un valle muy al fondo, en el que las olas de las azoteas falsean la perspectiva como la superficie del mar. Bajo esa superficie, en las turbias aguas de las fétidas viviendas, hay una población de negros convulsos que, en su desesperación por vivir, se asemejan a un voraz hervidero de millones de peces caníbales hambrientos. Ciegas fauces devoran sus propias entrañas. Quien meta ahí la mano saca un muñón.
    Eso es Harlem.»
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------