Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

jueves, 18 de junio de 2015

UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA. (Philip Kerr)

UNA INVESTIGACIÓN FILOSÓFICA (A Philosophical Investigation)
Philip Kerr
TRADUCCIÓN: Mauricio Bach
EDITORIAL ANAGRAMA, S. A., 2015
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Londres, año 2013. El gobierno del Reino Unido ha puesto en marcha en fase experimental el Programa Lombroso que mantiene una base de datos de todos los ciudadanos potencialmente predispuestos a cometer crímenes violentos. Los asesinatos en serie se han convertido en un hecho aterradoramente común en Gran Bretaña. No en vano un psicópata está dejando un macabro rastro de sangre por toda la ciudad. Lombroso es una máquina basada en el viejo tomógrafo de emisión de protones cualificado para determinar qué individuos del sexo masculino poseen un cerebro capaz de concentrar potenciales reacciones de agresividad, con el objeto de ofrecer terapia y asesoramiento psicológico a todos ellos. La inspectora jefe Isadora «Jake» Jakowicz -licenciada en psicología por la Universidad de Londres-, encargada del caso, descubre que el asesino responde al nombre en clave de Wittgenstein y sus nueve víctimas, por orden cronológico, a los de Darwin, Byron, Kant, santo Tomás de Aquino, Spinoza, Keats, Locke, Dickens y por último, aunque con parejos méritos, Bertrand Russell. Son éstos, nombres en clave utilizados para preservar la identidad de las personas fichadas en el programa. Pero a Wittgenstein no le convencen todas las garantías de confidencialidad que ofrece el programa y no tarda en percatarse de que si alguien es capaz de penetrar en la base de datos del Lombroso y robar información confidencial referente a su persona, él puede hacer otro tanto. Así logra infiltrarse en el sistema informático del programa y acceder a las verdaderas identidades de las personas  fichadas y en nombre del bien común pasaportar a todas y cada una de ellas a mejor vida. A la vez convierte sus asesinatos en proposiciones  filosóficas y provoca a la policía mediante una parodia de «El asesinato considerado como una de las bellas artes» de Thomas Quincey y obliga a la inspectora Jakowicz a seguir sus reglas de juego, a cuestionarse su idea del bien y el mal y a admitir que la personalidad de un psicópata tiene rasgos fascinantes.

En una narración en tercera persona Kerr concilia la acción con mensajes personales del asesino, misivas que se interpolan entre manifestaciones y pensamientos filosóficos, principalmente centrados en Wittgenstein y otros filósofos de la talla de T.S. Eliot y Bertrand Russell. No obstante uno no deja de sorprenderse ante la curiosa interpretación que «Wittgenstein» ofrece del asesinato: «La afirmación de uno mismo mediante la negación del otro. La creación de uno mismo mediante la aniquilación. Y cuanto más peligrosos son para la sociedad esos otros que deben ser destruidos, mayor es esta creación de uno mismo, ya que en este caso el asesinato obedece a un fin bien preciso». El personaje parece unas veces un visionario, otras un brillante erudito y, la mayoría de las veces, un presuntuoso sin remedio.

“Una investigación filosófica” comienza con la autopsia de una mujer llamada María Woolnoth, nombre famoso porque St. María Woolnoth es una iglesia anglicana en la ciudad de Londres, diseñada por Nicholas Hawksmoor, ubicada en la esquina de Lombard Street y King William Street, cerca del Banco de Inglaterra. TS Eliot se refiere a la iglesia  en su obra cumbre “La tierra baldía”, uno de los poemas que más han influido en la literatura inglesa del siglo XX. Cerca del final del primer capítulo, se obtiene la siguiente descripción fotográfica: "Ningún asesinato es comparable en brutalidad a lo que se lleva a cabo sobre una mesa de autopsia: un corte limpio, desde la barbilla hasta la pelvis, y todos los órganos y la estructura ósea son separados de la carne, como si de una maleta registrada minuciosamente por unos aduaneros se tratase.” Tales símiles Chandlerianos abundan en el estilo de Philip Kerr. En detalles como éste se fundamenta una gran parte del humor negro que acompaña su obra.

La opinión de Kerr respecto a los principios de su libro se resumen en estas palabras: «Una investigación filosófica» es la mejor novela negra que he escrito y se sitúa probablemente muy por delante de su tiempo. Pero es difícil ver que ésto tenga algo que ver con lo que hago ahora. Como alguien que ha estudiado la filosofía en un postgrado, quería hacer frente a la novela negra desde un punto de vista filosófico. Deseaba entender la obsesión del lector por la escritura criminal y el asesinato. Supongo que quería rendir homenaje a George Orwell...
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------