Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 27 de junio de 2015

PIERRE LEMAITRE: «EL CONTADOR DE HISTORIAS»

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Lemaitre (París, 1951) no comenzó a escribir hasta los 56 años –"Era muy joven", bromea cuando se lo recuerdan- y con 63 y un puñado de novelas negras a sus espaldas su vida dio un cambio. En noviembre de 2013, con el relato “Au revoir là-haut” (Nos vemos allá arriba), obtuvo el reconocimiento mundial con la obtención del premio más prestigioso de las letras francesas, el Goncourt. Este premio, según sus propias palabras, no es un galardón literario cualquiera, “Es un símbolo, un emblema. Es un sunami”.

Sin embargo no todo fueron parabienes para Lemaitre. Con un puñado de novelas negras a sus espaldas en el momento de obtener el premio, su fortuna  le llevó a ser considerado como un traidor por los autores del género. “El día que me dieron el Goncourt le dije a un periodista: «Soy un autor de novela policial». Y me dije a mi mismo: habrá compañeros que me comentarán algo. Nada, de nada, de nada. Quince meses después, nada. Creo que puedo entenderlo. Es el efecto gueto: cuando formas parte de un género al que le dicen que no puede tener buenos escritores, y uno de ellos se sale y es reconocido, piensas que ha traicionado al grupo, que incluso ha utilizado a la familia para ganar galones y luego la ha abandonado porque cree que vale más que el resto".

Pierre Lemaitre nació en París el 19 de abril de 1951 y pasó su juventud entre Aubervilliers y Drancy, en casa de familiares. Estudió psicología e hizo gran parte de su carrera en la formación profesional de adultos, enseñando comunicación y cultura general, y literatura destinada a bibliotecarios. Lemaitre se hizo popular entre los aficionados del género negro gracias a la trilogía de Camille Verhoeven. “Travail soigné” (2006) -publicada en español con el título de “Irene”- marca el comienzo de su serie policial que tiene como protagonista a  Verhoeven, comandante de la Brigada Criminal de París. Verhoeven ha nacido hipotrófico y su estatura no llega al metro y medio –sólo mide 1,45, para ser exactos-. Intentó dedicarse a la pintura, luego estudió Derecho y finalmente entró en la policía nacional. Es soltero, discreto y altamente meticuloso; es todo cólera y sentimientos encontrados y comparte con el escritor una contemplación atroz de la vida. “A mi personaje me unen el dolor y una visión tremenda de la vida”.

Tres año más tarde, en 2009, Lemaitre publica su segunda novela, “Robe de marié” (Vestido de novia). En ella cuenta la historia de Sophie, una treintañera demente, que se convierte en una criminal en serie que no recuerda nunca a sus víctimas.

Lemaitre aborda la intriga social con “Cadres noires”, en 2010, novela que pone en escena a un ejecutivo en paro que acepta participar en un juego de rol en forma de toma de rehenes. En su cuarta novela, “Alex”, -segunda de la serie Verhoeven- la heroína es a la vez víctima y asesino, dándole la vuelta a la relación del lector con el personaje. “Les grands moyens” es una novela digital por entregas, que sigue la estela del policía Camille Verhoeven, protagonista de una serie que se inició con la citada “Irene”, siguió con “Alex” y parecía haber terminado con “Sacrifices”, en 2012. Pero posteriormente, Lemaitre publicó Rosy & John (adaptación al papel de “Les grands moyens”), añadiendo un cuarto volumen a la trilogía.

Antes de alzarse con el Goncourt, Lemaitre había ganado ya varios premios con sus novelas policíacas. Cuando concibió “Vestido de novia”, un thriller escalofriante, su deseo era  escribir “una novela de la que Alfred Hitchcock hubiese podido decir: «Tengo que hacer esta película».” Para el escritor la literatura de género negro tiene un problema y es que “La estructura del policial tiene que ser compleja y eso hace que los escritores gasten una energía tremenda en que la historia encaje y no en los personajes. Se fijan más en lo que se dice que en cómo se dice.”

“Au revoir là-haut” (Nos vemos allá arriba), 2013, marca un cambio importante en su obra. Abandonando el género policíaco, Lemaitre permanece fiel al espíritu de sus primeras novelas, con una historia estremecedora ambientada en los años posteriores a la Primera Guerra Mundial. El jurado del Goncourt calificó el libro de “popular”, adjetivo con el que Lemaitre está de acuerdo, aunque no deja de reconocer que, en Francia, “el término popular siempre tiene la connotación de populista”. Es decir, los lectores pueden ver la obra como demagógica, extremadamente simple. Sin embargo, en su opinión, la literatura popular “puede gustar a todo el mundo, pero no por las mismas razones. Creo que en «Nos vemos allá arriba» un adolescente puede leer la novela en busca de la aventura; un segundo círculo de lectores puede interesarse por el fondo social y político, y un tercero podría darse cuenta de que el capítulo diez empieza con una parodia de Marcel Proust".

En Francia, se han vendido más de medio millón de ejemplares de esta novela que se ha traducido ya a diez lenguas y está en proceso de aparecer en otros dieciocho idiomas. Hay, además, una adaptación cinematográfica en marcha con un guion en el que participará el propio Lemaitre.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------