Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 18 de julio de 2015

GRABADO CON SANGRE

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cadáver del mafioso Gaspar Candella, hallado en un campo de Brooklyn (1918)
http://blogs.20minutos.es/trasdos/2012/04/26/el-archivo-de-la-sangre-fotos-policiales-nueva-york/
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Una visita a los archivos fotográficos del
 «Departamento de Policía de Nueva York»

El «Departamento de Policía de Nueva York» (NYPD) ha fotografiado escenas de crímenes casi desde que la tecnología estuvo disponible. 30.000 de estas imágenes, fechadas entre 1914 y 1975, se han digitalizado ahora -al igual que hiciera la ciudad de Los Ángeles en 2001- haciéndolas visibles al público. Estas 30.000 imágenes forman parte de un archivo más amplio, de 870.000 placas que, en 2012, el «Departamento de Archivos y Servicios de Información de la Ciudad de Nueva York» liberó en una base de datos «online» para libre acceso al gran público. En estas imágenes, tomadas por funcionarios de la administración entre 1850 y 1980, se dibuja la historia oculta de la ciudad. Fue en Nueva York donde la fotografía degeneró en un arte, gracias a la labor de gente como Alfred Stieglitz y Paul Strand.  Es por ello que se nos hace muy difícil apartar los ojos de estos grabados. No estamos ante fotografías famosas ni conocidas.  Más bien ocurre todo lo contrario, en su mayoría se trata de imágenes tomadas por funcionarios municipales anónimos, cuyo único objetivo fue dejar constancia de la existencia de cada uno de los edificios de la ciudad, del proceso de construcción de sus infraestructuras o incluso, embelesados por un momentáneo ardor idílico, de la simple belleza del «skyline» a través de una ventana desde lo alto de un puente. Sin embargo, pese a no estar tocados por esa fingida virtud llamada fama, los autores de las imágenes demuestran que el mundo estuvo y está lleno de grandes talentos cuyos nombres nunca se conocerán. Entre ellos se encuentran muchos de los detectives del Departamento de Policía de Nueva York, Departamento que puede presumir de tener la mayor colección de imágenes de crímenes y criminales del mundo anglosajón. Los amantes del género más morboso tienen ahora a su disposición, a través de la tecnología «online», cientos de imágenes de casos anónimos sin resolver donde la escena del crimen y sus víctimas son los protagonistas.

Sin embargo, el trabajo de los fotógrafos policiales es reseñado muy por encima por los catalogadores del «Departamento de Archivos y Servicios de Información de la Ciudad de Nueva York» o, sin más, directamente ninguneado. Como mucho, se mencionan las características siniestras de la danza de la muerte que protagoniza el asesino con la sangre y las escopetas, las navajas, los revólveres, los martillos y todo tipo de armas de ataque empleadas como instrumentos para sus crímenes.

Es verdaderamente injusto. Estamos, pese a quien pese, ante un ejemplo muy notable de fotografía periodística y artística. Dice mucho del oficio fotográfico-periodístico y su presunción que todas estas obras hayan sido realizadas por agentes de policía que no han pasado del anonimato, que no ejercieron el derecho a firmar su trabajo o, en todo caso, lo ejercieron de modo sigiloso. Ninguno de sus subjetivos trabajos parece gustar demasiado a los archiveros. Tampoco a los periodistas. Por desgracia hemos olvidado que somos lo que hacemos, sobre todo cuando lo hacemos bien.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------