Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 1 de enero de 2016

CUIDADO CON ESA MUJER. (David Goodis)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
CUIDADO CON ESA MUJER (Behold this Woman)
David Goodis
TRADUCCIÓN: Carmen Camps
VERSAL, S. A., 1988
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
«CUIDADO CON ESA MUJER» (Behold this Woman) es, quizás y sin quizás, la novela más autobiográfica de Goodis; un himno extraño y una liberación catártica de su ex esposa, Elaine Astor. El libro fue un éxito comercial, pero es aún más importante el hecho de que Goodis utiliza esta novela para sentar las bases del tipo de mujer con el que van a codearse los protagonistas masculinos de sus cuentos de aquí en adelante. La narración cuenta la historia de Clara Ervin, una mujer manipuladora, calculadora y despiadada que arruina a su marido, así como a varios otros hombres, antes de encontrarse con una muerte violenta. Hasta cierto punto, ella encarna muchas de las características que Goodis encontró en su esposa Elaine, un personaje central en su vida y la persona que, en última instancia, le asestó un golpe del que no se recuperó durante el resto de sus días. 

Hacía menos de un mes que George Ervin conocía a Clara Reeve cuando decidió que sería una buena esposa para él. Se preguntó por qué tenía que casarse, miró a su alrededor y vio que todo el mundo lo estaba. En sus momentos de soledad Ervin contemplaba la oscuridad recordando a su exesposa Julia. Evocaba como ella le hablaba por la noche, fluyendo su voz, apagándose las palabras a medida que el sueño lo arrastraba. Era una canción de cuna sin melodía. En esos momentos de intimidad ella le preguntaba por la hija que tenían en común, Evelyn, por su salud –la de Ervin-, y le pedía que encontrara una buena mujer y se casara de nuevo. La costumbre del matrimonio era algo para reflexionar, para estudiar desde muchos ángulos dispersos. Aun así George escogió a Clara.

Ambos comienzan una nueva vida, pero ésta no será tan feliz como cabría esperar. Y es que Clara no es lo que aparenta, está dominada por la maldad y por la violencia, algo que sufrirán en sus propias carnes no sólo su esposo sino también Evelyn y los miembros del servicio de la casa. Hasta tal punto se hará insufrible la convivencia con la despiadada mujer, que alguien decidirá acabar con su vida. ¿Quién será el encargado de hacerlo?

Los libros escritos por Goodis son extremadamente raros; sabemos de un puñado de ejemplos que llegaron al mercado cuando Goodis trabajaba para la Warner Brothers, durante los años más felices de su vida. En 1942 Goodis pasó un tiempo en Hollywood, donde firmó un contrato de seis años con la Warner. Allí escribió el guion de la película «The Unfaithful», una reedición de «The Letter» de Somerset Maugham. Algunos de sus guiones nunca llegaron a ser producidos, como «Of Missing Persons» o una adaptación de «The Lady in the Lake» de Raymond Chandler. Su oportunidad, no obstante, le llegó en 1946 cuando su novela «Dark Passage» se publicó por capítulos en la revista The Saturday Evening Post, editada por Julian Messner. Pocos meses después la Warner Bros la adaptó al cine de la mano del director Delmer Davis, con Humphrey Bogart y Lauren Bacall como actores principales. Es actualmente considerada uno de los clásicos en el género del cine negro.

Los críticos y estudiosos de Goodis ven en Clara, el personaje central de CUIDADO CON ESA MUJER, la figura de Elaine Astor. Messner publicó la novela en 1946, año en que David Goodis obtuvo su divorcio de Astor. En esos momentos el dolor de Goodis está en carne viva. Las heridas de su divorcio no han cicatrizado. La novela rezuma resentimiento por todos sus poros. Clara se burla de los hombres. Manipula a los hombres. Explota a los hombres. ¿Cómo veía Goodis a Elaine Astor? ¿Cómo actuaba ella? ¿Qué hizo que David Goodis la deseara hasta el punto de casarse con ella?

De nuevo, Goodis sobresale por la frescura de su narrativa, por la penetración psicológica, por el dominio del diálogo, la trama y los ambientes. Es ésta una novela absolutamente adictiva. Con el personaje femenino, una verdadera femme fatal, que alcanza unas cotas imposibles de imaginar. Todos los tópicos de Goodis, desde la desgracia hasta la rubia fatal, aparecen en CUIDADO CON ESA MUJER (Behold this Woman), y no dejará de repetirlos. En el fondo, Goodis fue un autor de tragedias –no cabe otra clasificación más adecuada para sus tramas, incluso la del pianista lo era– y éstas se construyen con pocas cosas, un puñado de situaciones básicas. Goodis fue coherente hasta el final. Lo último que dejó, la decimoséptima novela, publicada el año de su muerte, aunque tuvo otros nombres se llamó «The Victim». 
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------