Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 19 de julio de 2014

ALEX. (Pierre Lemaitre)

ALEX
Pierre Lemaitre (París, 1951)
TRADUCCIÓN: Arthur Jordá
Julio, 2014

DEBOLSILLO

http://www.pierrelemaitre.com/
Es bella, subyugante, inalcanzable.
Pero, ¿quién es Alex?. Nadie lo sabe.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Pierre Lemaitre nace en París en 1951. Estudia psicología y luego se dedica a la enseñanza para adultos de literatura norteamericana, francesa y análisis literario, antes de ocupar su tiempo en escribir libros y en la creación de guiones de cine y de televisión. Gana el premio Cognac a la mejor primera novela en 2006 por “Travail soigné”, y desde entonces se entrega, principalmente, a la escritura de novelas de suspense, entre las cuales sobresale la serie Camille Verhoeven. Obtiene el International Crime Dagger a la mejor novela extranjera en 2012 por “Alex” y el Premio Goncourt en 2013 por “Au revoir là-haut” (Nos vemos allá arriba), una novela ambientada durante y después de la Primera Guerra Mundial. 

Alex es atractiva y cautivadora, gusta a los hombres de todas las edades. Es la ventaja de tener treinta años. Tiene proyectos que le apasionan. Sin embargo el destino tiene otros planes. Ha anochecido y el tiempo es bueno. Después de cenar en un local decide regresar a casa a pie. De una furgoneta blanca baja un hombre que la recibe con un puñetazo en el vientre, que le corta la respiración. Alex termina en un lugar indefinido, dentro de una caja de madera, colgada del techo y a dos metros del suelo. Allí queda expuesta a una muerte tan cierta como horrible. Encerrada, sola, desnuda, de repente lo comprende. ¡No es una caja, es una jaula!. En su pequeña cárcel Alex gime, se le agotan las lágrimas y se golpea la cabeza contra las tablas. La locura resuena en su interior, quiere morir lo antes posible, vivir se le ha vuelto insoportable. Sin embargo no está sola en su encierro. Por la cuerda que sujeta la jaula desciende, con movimientos vivos e intermitentes, una rata. La cabecilla de una colonia. De vez en cuando se detiene y la observa fijamente. Alex, inquieta la sigue con la mirada, sin aliento, con el corazón desbocado. "Es mi olor. Huelo a mierda, a orines y a vómito. Ha olido la carroña".

El comisario Camille Verhoeven es bajito, calvo y ligero de peso, al tiempo que astuto e ingenioso. "Estás aquí en este preciso instante y tu presencia tiene una única justificación: hallar a la mujer que acaba de ser raptada". Cuando Camille y su equipo dan con el lugar del secuestro esperan hallar a una mujer medio muerta, pero Alex ha conseguido escapar. No se trata de una víctima más. Alex se ha marchado sola, herida y desnutrida. A partir de ese momento el lector toma conciencia de que la historia va más allá de un simple secuestro. Bajo su "generosa" personalidad, Alex esconde un pasado truculento. Meses atrás acaba con la vida de un hombre a palazos, fundiéndole media cabeza en ácido sulfúrico antes de enterrarlo en un jardín. ¿Quién se esconde tras el nombre de Alex?.

“Alex” viene avalada por el International Crime Dagger de 2012. No en vano la narración presenta una gran cantidad de valores que la hacen sumamente atrayente. Lemaitre crea un personaje plagado de matices. Alex es bella, atractiva, cautivadora, subyugante, inalcanzable, capaz de sufrir, de luchar por su supervivencia y hasta de matar sin ningún tipo de remordimiento. Su personalidad  planea sobre el relato de principio a fin. La obra se desarrolla en tres partes bien diferenciadas. La primera se ocupa de los detalles del secuestro de Alex, la segunda de su currículo delictivo y la tercera se adentra en su pasado. Por su parte, el autor juega constantemente con los sentimientos del lector. Estos van rotando hábilmente en uno y otro sentido según la protagonista pasa de víctima a victimaria. La violencia, la venganza, los abusos, el límite entre el bien y el mal, están presentes en cada una de la páginas de esta apasionante y adictiva novela. Su fuerte trama y su gran suspense degeneran en un resultado inteligente y altamente sorpresivo en el que lo esencial no es la verdad sino la justicia.