Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

lunes, 26 de agosto de 2013

DESAPARECIÓ UNA NOCHE (Dennis Lehane)

"Desapareció una noche" es el título con el que nos llega a España esta novela de Dennis Lehane, publicada originalmente como "Gone, Baby, Gone" editada en EE. UU. en 1998. Después de leer Shutter Island, confusa y decepcionante, y Mystic River, magistral, reconozco que sentía interés por ver que nos ofrece Lehane en una obra que ha cosechado una importante acogida popular, y una crítica relativamente positiva, lo que le ha valido una adaptación cinematográfica de la mano del cineasta debutante Ben Affleck.
Pues bien, la novela no me acaba de convencer. Prefiero aquellas en las que los personajes presentan una marcada psicología, personajes al estilo Jimmy Marcus de Mystic River. El diseño de la pareja Kenzie/Gennaro es muy superficial, poco creíble. Cuando a un personaje se le confiere la categoría suficiente para soportar la narración en primera persona debe presentar una caracterización compleja, rica en matices, algo que en ningún momento llega a alcanzar Patrick Gennaro. Éste no es ni por asomo el fascinante Harry Hole de Nesbo. 
Amanda McCready, de cuatro años, desaparece una noche, mientras su madre, drogadicta y prostituta, frecuenta un tugurio de los bajos fondos del barrio de Dorchester (Massachusetts).Los tíos de la pequeña le encargan la investigación a Kenzie y Gennaro. Desgraciadamente para el lector el misterio se resuelve en los primeros capítulos. A partir de ahí la trama "va a su aire", desviándose del hilo argumental. El dolor vuelve a fluir cinco meses más tarde cuando Samuel Pietro, de ocho años, desaparece en similares circunstancias. El tema de la desaparición de menores, arriesgado y doloroso,  da pie a Lehane para realizar una crítica soterrada al sistema judicial americano. 
Con un estilo propio, descriptivo y detallado, Dennis Lehane nos conduce de la mano en un viaje por el Filmore Tap, el peor antro de los suburbios de Dorchester; por una vivienda en Charlestown, donde los gatos se dan la mano con la muerte; por la prisión estatal de Concord; por las minas de granito de Quincy, toda una cosmovisión de paisajes que deja al descubierto la miseria humana.