Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 31 de agosto de 2013

LA JUNGLA DE ASFALTO (W. R. Burnett)

William Riley Burnett (Sprigfield, 25 de noviembre 1899 - Sta. Mónica, 25 abril 1982), escritor y guinista cinematográfico, es uno de los máximos exponentes del "crook story", corriente de la novela negra que concede el protagonismo de la narración al delincuente profesional. El protagonista no es ni un detective, ni las fuerzas del orden sino un grupo de delincuentes, una banda de atracadores, todos ellos profesionales en su oficio.
En "La Jungla de Asfalto" Burnett arma una magnífica novela con un puñado de delincuentes cuyo objetivo es el asalto a la joyería Pelletier. El cerebro del golpe, el diminuto doctor Riemenschneider, acaba de salir de prisión, adora la riqueza, el poder y las mujeres, todo lo que parece sobrarle a Alonzo Emmerich, que durante muchos años ejerció como criminalista de fama, aunque su reputación se encuentra actualmente en entredicho. Será el encargado de financiar el golpe. Dix Handley, pistolero que persigue, habla y respira dinero, "un mal sujeto" se dijo el doctor al verlo por primera vez. Gus Minisi, conductor de atracos, italiano jorobado, que odia a todo el mundo, incluso a su madre y hermanos. Solía decirse a si mismo "Gus, si no fuera por esta joroba que tienes en la espalda, hubieras llegado a ser un buen policía". Louis Bellini, más conocido por Schemer, revientacajas, que ejerce en sus horas libres de amante esposo y padre de un niño.
Con todo este material humano Burnett teje una historia de miserias y mezquindades, un estudio de caracteres, un retrato sombrío de la sociedad, todo ello con el telón de fondo de la gran ciudad -la jungla de asfalto- germen de corrupción, donde el delito, la infracción y las amenazas adquieren el papel de denominador común.
Pero el asalto a la Pelletier se tuerce. Una alarma que suena, la caída de una pistola que hiere de muerte a Bellini, Cobby y Gus son detenidos y la pasión por las jovencitas hace que Riemenschneider pierda unos segundos valiosisímos. "Todos los hombres tienen esas debilidades en una forma u otra ...y sus desarreglos y fracasos son invariablemente el resultado de ellas. En otras palabras. los hombres sólo son seres racionales en rarísimas ocasiones. Esto es lo que se entiende por ser humano, y muy humano", reflexiona Riemenschneider a los pocos minutos de ser detenido.
Hoy se hace complicado leer la novela de Burnett sin evocar las imágenes de la extraordinaria adaptación cinematográfica que en 1950 realizó John Huston. Los nombres de Dix Handley y Erwin Doc Riemenschneider están ineludiblemente asociados a los actores Sterling Hayden y Sam Jaffe. En definitiva, una novela extraordinaria, una verdadera historia de delincuentes, una visión de la vida desde el lado del perdedor. Toda una joya de la Novela Negra.