Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

sábado, 2 de agosto de 2014

CORNELL WOOLRICH (1903 / 1968)

CORNELL WOOLRICH
New York, 4 de diciembre de 1903
New York, 25 de septiembre de 1968
El rey del suspense
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
BIOGRAFÍA.- Cornell George Hopley-Woolrich, más conocido por sus seudónimos “William Irish” o “George Hopley”, nace en Nueva York el 4 de diciembre de 1903 y fallece en la misma ciudad el 25 de septiembre de 1968. Tras la separación de sus padres reside en Nueva Jersey junto con su madre (1918). Estudia en la De Witt Clinton High y se doctora en periodismo en la Universidad de Columbia. Es agraciado con un premio de narrativa donado por la revista College Humour y la Paramount Pictures‚ hecho que le permite viajar a Europa y pasar una larga temporada en París. Sus primeras novelas -Cover Charge (1926), Children of the Ritz (1927) y Times Square (1929)- se ven influenciadas por la prosa de Francis Scott Fitzgerald. Sin embargo, al contrario de lo que sucede con éste, su obra se ve acompañada del  éxito y recibe la llamada de Hollywood para adaptar guiones; allí conoce a Gloria Blackton, hija del productor de cine mudo J. Stuart Blackton, con quien contrae matrimonio y vive apenas unas semanas antes de divorciarse en 1933; Woolrich es un promiscuo homosexual y su ex-esposa tiene acceso a un diario en el que el escritor pone al descubierto sus inclinaciones sexuales. Regresa a Nueva York con su madre y emprende con ella un viaje por Europa.

La Gran Depresión afecta a la venta de sus escritos y llega un momento en su vida que debe dedicarse a escribir novelas baratas de tipo pulp para poder subsistir. Entre 1934 y 1946 publica más de 350 relatos en diferentes revistas: Black Mask, Ellery Queen Mistery Magazine, Dime Detective, Detective Fiction Weekly y Argosy, entre otras. Sin embargo, es capaz de encontrar tiempo para escribir novelas, “The Bride Wore Black” (1940), traducida al español como “La novia vestía de negro”, que es llevada al cine en 1968 por François Truffaut; “Deadline at Dawn” y “Rendez-vous in Black” (1948). Tras el deceso de su madre en 1957 se recluye en una habitación de hotel durante once años y se dedica a la bebida, terminando sus días enfermo de ictericia, alcohólico y tullido; se le llega a amputar una pierna gangrenada y tiene que vivir el resto de sus días usando una silla de ruedas. Este hecho se ve reflejado en su famoso relato “La ventana indiscreta”. Se niega a ver a sus pocos amigos y fallece el 25 de septiembre de 1968. Está enterrado en el Cementerio Ferncliff, en Hartsdale, Nueva York. Deja en herencia a la Universidad de Columbia 850.000 dólares en memoria de su madre, para que sufrague becas a jóvenes periodistas.

OBRA.- La obra de Cornell Woolrich es un punto de encuentro entre la novela policíaca y el thriller. El modo de actuar de Woolrich se apoya en unas marcas bien definidas. La primera es la ocurrente decisión de colocarse en el lugar de la víctima y es ahí donde sustenta la eficiencia de la intriga. La segunda es el tiempo, empleado de dos maneras diferentes: de acuerdo con la ansiedad interna de la víctima y como elemento exterior a ella, en forma de amenaza. La tercera marca es el uso del azar como motor de la historia. Los personajes de Woolrich son gente corriente, gente anónima de la ciudad, víctimas del azar; nada en sus vidas les hace merecedores de lo que les ocurre, se encuentran a merced de una situación que da un vuelco a su existencia y la amenaza decisivamente; son víctimas vulgares y anónimas, víctimas de una situación límite cuya linde traspasan por credulidad, ingenuidad, inconsciencia o necesidad imperiosa. No son gente importante, a veces son policías, otras profesionales, otras parados o gente reducida a la miseria por la Gran Depresión; unos, corruptos, tipos codiciosos, gánsteres y traficantes, otros, en su mayoría, buena gente alcanzada por la desgracia, por estar donde no tenían que haber estado en el momento menos oportuno.

La concepción fatídica del mundo que se desprende de la obra de Woolrich es consustancial al carácter del propio autor y a sus angustias y dolores terrenos. Es la concepción de la existencia donde vivir consiste en no ser visto por el ojo de la “desgracia”, que lo destruye todo. Ese ojo selecciona de forma caprichosa a sus víctimas; la pasión aparece cuando la víctima es alcanzada por el infortunio y trata de escapar a su destino. Probablemente, la neurosis, la soledad, el amor no correspondido, el peso de la madre, están detrás de este escenario, pero también lo está la América de la Gran Depresión y sus secuelas, pues en los relatos de Woolrich no hay sólo intriga impactante sino historias perfectamente encajadas en la sociedad de la que surgen.

El secreto de la tensión que el escritor es capaz de generar en el lector hay que buscarla en la complicidad con la víctima y en una escritura prodigiosa en su emocionalidad expresiva, emoción que se sustenta en el transcurso del tiempo que es la espada que pende sobre las cabezas de sus desdichados o afortunados héroes anónimos.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------