Saludo de bienvenida

Bienvenido a "L.B.Confidential". Espero que tus expectativas se vean cubiertas. Gracias por tu visita !!!
gadgets para blogger

viernes, 29 de agosto de 2014

EL BLANCO MÓVIL. (Ross Macdonald)

EL BLANCO MÓVIL (The Moving Target)
Ross Macdonald
TRADUCCIÓN: Luisa La Fuente
RBA, 2010
Ross Macdonald es el seudónimo con el que firma sus novelas Kenneth Millar (1915-1983), considerado internacionalmente como uno de los más apreciados y prolíficos escritores de la literatura negra americana, en sociedad con Dashiell Hammett (1894-1961) y Raymond Chandler (1888-1959). En el momento de su fallecimiento, en 1983, el New York Times no le regatea elogios, ubicándolo entre los autores de ficción criminal más respetados en Estados Unidos. William Goldman, conocido principalmente por su novela “La princesa prometida”, califica sus relatos sobre el inspector Lew Archer como “la mejor serie de ficción de detectives jamás escrita por un americano”.

Ross Macdonald con “El blanco móvil”, su quinta novela, inicia una serie en la que el Investigador Privado Lew Archer toma el protagonismo de sus relatos. El apelativo rinde homenaje a Dashiell Hammett, -“Miles Archer” es el nombre del socio asesinado de Sam Spade en “El halcón maltés”-, y al autor de Ben-Hur, Lew Wallace. Ya en 1946 ve la luz “Find the Woman” (“Encontrar a la mujer”), cuento con el que Lew Archer hace su presentación en sociedad. Este manuscrito sirve de base para la posterior composición de la novela, pero su título es cambiado por el de “El blanco móvil” antes de publicarse en 1949. Millar aparece en las librerías bajo el seudónimo de “John Macdonald”, primer y segundo nombre de su padre. El sobrenombre es utilizado, ya sea para evitar cualquier confusión con su mujer, que rubrica sus novelas como Margaret Millar, o para proteger su reputación, ya que aspira a ser un escritor “literario”. Posteriormente, para establecer diferencias con el también escritor John D. MacDonald, toma el alias de 'John Ross Macdonald', que finalmente adopta la expresión de 'Ross Macdonald', nombre con el que se da a conocer internacionalmente.

En “The Moving Target” Macdonald crea la ciudad ficticia de Santa Teresa una versión novelada de la población de Santa Barbara en California. En la década de 1980, Sue Grafton comienza a usar Santa Teresa como escenario de sus novelas protagonizadas por Kinsey Millhone, en homenaje a Macdonald.

Elaine Sampson lleva años sin poder utilizar sus piernas tras caer de un caballo. Es una persona madura -de edad indefinible-, delgada, de piel tan cobriza que su carne parece impenetrable y cuyo objetivo en la vida es sobrevivir a su marido. Lew Archer es contratado por la señora Sampson para encontrar a su esposo Ralph. Éste, magnate del petróleo, veinte años mayor que ella,  se relaciona con santones y bebe hasta límites extremos desde la muerte de su hijo en acción de guerra. Sampson pierde todas sus inhibiciones con respecto al dinero cuando bebe.

Ralph Sampson vuela a Los Ángeles desde Las Vegas en su avión privado. Abandona el aeropuerto de Burbank en una limusina negra y no es visto desde entonces. El caso toma un giro inesperado cuando la desaparición se revela como un secuestro a cambio de cien mil dólares. Archer tropieza, en el ámbito de la familia Sampson, con un triángulo amoroso, no precisamente equilátero, formado por Alan Taggert, piloto particular de Sampson, joven, espigado –de unos dos metros de estatura-; Miranda, hija del aludido, joven  asimismo –luce unos veinte frescos y primorosos años de edad-, alta, de movimientos encantadoramente desgarbados, cabellera pelirroja y asombrosos ojos verdes y Albert Graves, abogado de Ralph, ex-fiscal de distrito, personaje que recomienda a Archer a la señora Sampson y que a sus cuarenta años se encuentra locamente enamorado de Miranda. En un ámbito no precisamente familiar, más bien todo lo contrario, siniestro y manipulador, especula Dwight Troy, inglés, de silueta obscena, vicioso, oculto tras la máscara de  un viejo; su esposa Fay Estabrook, actriz en decadencia, de rostro sibilino, ojos oscuros y tristes y boca carnosa y caída y Betty Fraley, pianista, drogadicta, de piel blanca y cadavérica, rostro oval, y ojos de expresión ambigua.

La narrativa de Ross Macdonald se apoya en valores tales como la escritura, los diálogos, la lucidez de la narración, el particular diseño del personaje de Archer, cínico y duro a la vez, el entorno -en términos de tiempo y lugar- sin desdeñar sugestivos ingredientes de crítica social y política. Sobre Macdonald puede gravitar la influencia de Hammett, como algunos han señalado, pero es innegable que su obra aporta muchos otros elementos innovadores en el género, por los cuales El blanco móvil destaca con personalidad  propia.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------